eduardo-garcia-benito.jpg

A veces se piensa con la cabeza, otras con el corazón

Una amiga mía me comentaba recientemente lo poco que valoramos lo nuestro, haciendo referencia a un famoso pintor e ilustrador paisano nuestro que consideraba poco o nada reconocido en su patria. Así que desde aquí me he propuesto hacer un recordatorio para que la gente redescubra, o descubra si hace falta, a un gran artista vallisoletano: Eduardo García Benito.

La información proporcionada por la Wikipedia sobre su biografía habla de que nacido en Valladolid en 1881 con un don para la pintura, fue becado por el Ayuntamiento de la ciudad para estudiar en París, donde se codeó con la modernidad artística de su época, encarnada en Pablo Gargallo, Picasso, Juan Gris, Modigliani y Gauguin entre otros. En 1921 marcha a Nueva York y trabaja ilustrando regularmente para Vogue y Vanity Fair, faceta ésta la más reconocida y recordada de su obra. Para Vogue dio forma y espíritu art déco con sus figuras austeras y esculturales que también crearon un nuevo ideal de moda americana. En Vanity Fair añadía elementos cómicos, caricaturas y sátiras.

Eduardo García Benito se hizo famoso lejos de su tierra. Y ha sido más reconocido en el exterior que en su lugar de origen. Pero nunca olvidó sus raíces: 'Cuando yo vengo a Valladolid, la gente me dice: «Pero, señor, ¿qué puede usted encontrar aquí, usted que puede vivir en París y pasear por las orillas del Sena y ver el Louvre, la Torre Eiffel y el Moulin Rouge? Pues bien, y ya creo que lo he dicho, lo que vengo a buscar en Valladolid es un adolescente que busco en vano en las orillas del Sena. Un adolescente que encuentro a cada paso en Valladolid, en el laberinto de sus calles, en los soportales de una plaza, embelesado ante un puesto de figuras de Navidad, un adolescente ávido de conocer, que al marchar abandoné solo, dormido en el andén de la estación, y que se despierta y viene a mi encuentro en cualquier parte del mundo cuando una campana toca con la voz de la Catedral. Un adolescente que me espera en el andén cuando llego y me acompaña a todas partes y que se me parece. Sentir la necesidad de volver es un sentimiento complejo.'

En 1974 el Congreso de Estados Unidos aprobó una moción felícitándole por la labor cultural que realizó en aquel país.

Ahora es buen momento para recordar a un gran artista.

4 opiniones en “A veces se piensa con la cabeza, otras con el corazón”

  1. Me encanta, cuando estuve haciendo prácticas en el Ayuntamiento organizamos una exposición sobre él. Conocía las portadas pero hasta ese momento no sabía que el autor era vallisoletano. La verdad es que fue súper interesante trabajar en esto.
    Aun así creo que recordar que la exposición no tuvo mucho éxito… en Valladolid es un completo desconocido 🙁

  2. Qué sorpresa comprobar que esas portadas que tanto me gustan estén realizadas por un autor español y para más inri, vallisoletano. Gracias, Elena, por tu blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.