1-JCS-AA.jpg

Juan Carlos Sanabria: Arquitectura en Costa Rica

Una entrevista con el director de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Veritas, de Costa Rica

                        El arquitecto costarricense Juan Carlos Sanabria fue incluido el 3 marzo 2011 en la lista de egresados notables del mundo, según el Consejo Académico del Architectural Association School of Architecture, ubicado en Londres, Inglaterra, institución con 163 años de historia y destacada como la escuela de arquitectura con mayor reconocimiento mundial. NoticiasVeritas

Juan Carlos Sanabria es Licenciado en Arquitectura de la Universidad de Costa Rica, obtuvo su Maestría en Architectural Association Schoool of Architecture de Londres -como se deduce de la noticia inicial-, es una de las más prestigiosas escuelas del mundo, cuya influencia metodológica y pedagógica en la educaciónde la arquitectura en el país es muy sensible.

Juan Carlos Sanabria entre un grupo de estudiantes en AA de Londres.

Sanabria –treinta y cinco años-, comenta que le ha tocado trabajar en todas las escalas de la profesión: desde el diseño de mobiliario, habitacional, y planes maestros de hasta quinientas hectáreas; como otra de sus ventajas agrega que estudiar fuera del país, le abre muchas puertas.
Su quehacer profesional se proyecta en tres plataformas distintas, y él considera a las dos primeras, como los pilares que lo catapultan en su carrera.
La primera es su oficina “Murillo + Sanabria Arquitectos”, donde realiza proyectos que van desde escala habitacion al hasta arquitectura para espacios comerciales.

Proyecto habitacional del estudio Murillo más Sanabria


La segunda plataforma es ser miembro de SAA (Asesores para Arquitectura Sostenible), se trata de un grupo de socios que se organizó en Inglaterra y que ahora cuenta con sedes en España, Grecia, Tailandia, Australia, México, ofertando consultorías en sostenibilidad en diseño y arquitectura.
La tercera plataforma representa el reto de dirigir la Escuela de Arquitectura de la Universidad Veritas, que se distingue como una de las mejores de la región.

Respecto a mi pregunta ¿en qué especialidad de la Arquitectura encuentra mayor desempeño? Responde que aunque él tiene una especialidad en sostenibilidad, se declara anti-especialidades, pues cree que éstas han hecho mucho daño a la profesión, al segregar ámbitos que terminan trabajando aislados.
En particular se interesa por el diseño que engloba todas las disciplinas, pero destaca el estudio del territorio urbano, incluyendo el diseño del entorno natural; posee la esperanza de que esta nueva disciplina vuelva a reunir la práctica arquitectónica con la del urbanismo. Acota que en Costa Rica esta segregación fue muy drástica, actuando como si fueran disciplinas separadas.

Interior de una de las casas del estudio de arquitectura de Juan Carlos Sanabria

Evolución y divulgación de la Arquitectura en Costa Rica
Él cree que la arquitectura condiciona su desarrollo y aporte al país, en la medida de que evolucionen de manera sistémica todo ese compendio de áreas, que van desde la crítica, el diseño urbano, de mobiliario, el habitacional, el comercial, y, como se dijo, del pensamiento que alimenta su desarrollo.
En cuanto a la difusión y proyección profesional considera que las revistas especializadas contribuyen, pero lo que han hecho es llevar la arquitectura al supermercado, por lo tanto mejoran la audiencia; sin embargo, piensa que a partir de ese impulso hacen falta estrategias para sostener mejor el discurso, pues la crítica se encuentra a un nivel muy incipiente.

Valorización de las escuelas en Costa Rica y la región
Indagando su apreciación sobre las escuelas de arquitectura, dice que en la región existen tres países muy importantes, y entre ellos ubica a Costa Rica con la escuela de Veritas a la cabeza, la cual ya cumplió 35 años de creada. Agrega que la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Costa Rica ha sido un importante referente en el país, y que cumplió ya 40 años.
La incidencia de la profesión en el país fomenta una buena arquitectura en proyectos costeros y de montaña, pero considera que todavía no se siente una intervención certeraen todas las áreas.

Proyecto de apartamentos en Ayarco

La entrevista
Con estos antecedentes, quisiera profundizar aún más sobre sus desvelos profesionales, en qué áreas se puede estimular un mejor desempeño al estar a la cabeza de esta importante escuela en la formación de arquitectos. ¿Cuáles son sus principales retos actuales?
Observo tres retos cruciales. El primero es lograr consolidar un movimiento de arquitectos costarricenses, que amplíen sus actuaciones individuales acrecentando el reconocimiento de la profesión como un todo.
Al respecto, observa tres generaciones de arquitectos: los primeros, mayores de setenta años, generaron impacto en la formación de escuelas y de lenguajes. Luego se dieron unos 30 o 35 años de silencio, donde se siente un vacío de intervención generacional; de ahí despuntan personajes individuales, pero no a nivel grupal o como movimiento; o sea, esa sería una segunda generación donde estarían los menores de setenta a treinta y cinco años. ¿Será que este fenómeno coincide con la época en que se deja de estudiar en el exterior y se adoptan los modelos de formación impulsados en el país, además de darse tantas rivalidades y divisiones?
Considera que sí se esta incidiendo en la formación de arquitectos de 35 años para abajo –la tercera generación- cuyo impacto se palpa enla obra construida.

Volvamos a los retos actuales, ¿cuáles serían los demás?
El segundo sería reformular la educación en arquitectura. No coinciden los programas con lo que se esta haciendo, y existe una peligrosa definición de la profesión. Digo que esto es un desafío, pues mi posición como director de la escuela en Veritas me permite observar de cerca la problemática.
El tercer reto es muy personal, se ve en mi realización personal, y es quizás el mas difícil en tanto dedico demasiado tiempo a los otros. Me autocritico y cuestiono que debo demostrar ser mejor, tratar de afilar mas mis herramientas; se trata no solo de construir discurso en la universidad, si no fuera de ella.

El último reto tiene que ver con tu realización profesional, ¿cuáles proyectos destacas?
Quizás los mas desconocidos, tal vez los de menor escala y que no sean tan de tendencia contemporánea, pero que me demuestra mayor satisfacción para con el cliente. Cuando un cliente te dice que ahora vive mejor, que duerme mejor, y que las relaciones familiares mejoraron, demuestra realización.

Casa Muralva del estudio Murillo más Sanabria

Cuando el cliente admite “vivir mejor”, “dormir mejor”, y que “las relaciones familiares mejoran” es central al asunto de la arquitectura, pues incide sobre las conductas del usuario y de la calidad de vida que busca toda profesión. ¿Cómo podríamos definir el hacer Arquitectura hoy día?
Tiene que ver con el pensamiento, el arquitecto es un pensador estratégico al utilizar modelos como herramientas para solucionar problemas que nos llevan a brindar soluciones alternativas. El arquitecto es llamado a conceptualizar, que siempre parte de la definición clásica de la arquitectura, pero el concepto de los intangibles siguen siendo la bandera simbólica de enfrentamiento del asunto creativo. En Europa se observa como los arquitectos focalizan hacia la materialidad, hacia la estructura y la geometría. La arquitectura latinoamericana en cambio emociona al espíritu, dicho tratamiento no lo he visto en proyectos europeos, acá encuentra impacto la frase del arquitecto Salmona que dice que “si el arquitecto no cuestiona, no emociona, sería pura edificación y no arquitectura”. El riesgo inherente es que nuestra intervención carezca de cuestionamiento y por lo tanto no tenga propuesta.

Con la existencia actual de tantos lenguajes emergentes, materiales y tecnologías, ¿qué significa investigar hoy en esta profesión?
Investigar es parte del diseño, no es una rama aparte. El diseño es investigación, aquella definición de que el método científico era el método de investigación, ha sido superado.El pensamiento de diseño es el que genera una agenda de trabajo de la cual adquiere cuerpo el proyecto y que genera un hilo conductor observable en todos sus componentes. En la actualidad ya no se habla de creatividad, es una condición sine qua non de estas profesiones, se dice que un proyecto puede ser muy creativo pero que no sea útil y funcional.

Residencia Newmark

¿Dónde se puede innovar en esta disciplina?
Se puede innovar en todo sentido, no es en el último paso cuando se piensa en como podría aparentar ser innovador; se da en cada paso, esta en el ADN de lo que va a ser el producto y en el cómo se hace, sobre todo cuando se roza con otros profesionales, ahí la intervención del arquitecto es central.
El concepto de innovador no es una etiqueta que se adhiere, está en el cuerpo mismo del proyecto y se gesta en las relaciones internas de la profesión con otras disciplinas, si se esta aislado, se inhibe la innovación. Se trata de una innovación conceptual más que técnica por lo que se nos pide ser un profesional crítico.

El Arquitecto Juan Carlos Sanabria conversa con el Arquitecto Víctor Cañas en la Escuela de Arquitectura VERITAS, San José, Costa Rica.

En la década de los setentas, se hablaba de la Arquitectura y el Urbanismo como una disciplina que intervenía en la ciudad para que fuera habitable, vivible, con calidad de vida. Hoy tenemos una ciudad más sucia, hacinada, violenta, con un fuerte nomadismo urbano y migratorio, además de situaciones que la hacen invivibles y los cambios son casi irreversibles. ¿Pueden hacer algo aún los arquitectos por la ciudad?
Tengo dos cosas que aclarar, no se trata de asumir la figura del arquitecto mesiánico, el arquicentrista donde todo lo demás queda fuera; ese arquitecto no podía hacerlo, sin roces con otros profesionales que toman las decisiones, sin recursos y apoyo estatal; hoy necesitamos un arquitecto mas integral que dirige equipos, con herramientas técnicas de diálogo.
Acá en la escuela estamos investigando el problema de las ciudades y los desastres naturales, como las inundaciones, el asunto del transporte masivo de personas y el impacto de la delincuencia que arremete contra los ciudadanos. Por lo que se ve, el trabajo de los urbanistas en el país ha dejado muchos que desear.
El proyecto del Gran Área Metropolitana (GAM)requiere solucionar problemas y hacer propuestas de impacto; para que exista calidad en los proyectos territoriales se necesita hacer negociaciones, el diseño no es solo planificación, requiere asumir las actitudes propias de esta noción de complejidad en la que estamos inmersos. Es fundamental incidir y educar a las personas que toman las decisiones, no sólo tratar con los que están en el mismo ámbito.

Me encanta aquel grabado de Escher-muy ejemplificador de estas situaciones-, donde una mano se dibuja a sí misma, central en las nociones sociológicas de los años sesentas y setentas del siglo pasado. ¿Reflexionan –en las escuelas- sobre aquello de que con su intervención profesional crean “hormas” que modifican las conductas de quienes las habitan?
Yo creo totalmente en eso. Por ejemplo uno va caminando por Buenos Aires y entiende mejor a Cortazar, a Piazzola, a sus poetas e intelectuales. La ciudad genera una atmósfera que edifica y acrecienta al ciudadano. Cuando uno camina por Nueva York vivencia el sentido del Pop; en Barcelona, siente el influjo del diseño orgánico de Gaudí.
En cambio esto no lo produce la ruralidad, la ciudad es productora de cultura. Además, todo esto es apoyado hoy día por el influjo de las redes sociales, pues todos nos conocemos mejor, y se puede saber más de los demás; pero también se debe tener control sobre esa masificación de la información, de lo que es público y/o privado, por aquel decir popular que “en pueblo pequeño, infierno grande”.

Proyecto de casa Segura Rín

Hoy día la validación profesional se sustenta en términos económicos, para entrar en esa deriva de los valores y del crecimiento se deben considerar estas áreas. ¿Qué aspectos pueden argumentar la contribución de la Arquitectura para con la economía del país?
Los temas en discusión son relevantes, lo habitacional posee su impacto, pero es más sensible en los proyecto territoriales, en la macro escala. Se tiene que salir a jugar en otras estadios y circuitos para recuperar credibilidad, y no me refiero solo a quien producen“objetos de lujo” sino también “canasta básico”.
Debemos trabajar en la eficiencia del transporte, en la imagen del país, un paisaje marca, construido, edificado vrs el natural con sus corredores visuales, la parte intangible; pensar en cómo se mantiene y se recupera, para ello debemos salirnos de la escala del mini proyecto.

¿Cómo caracterizar la Arquitectura que se hace actualmente en la región vrs los estilos internacionales?
Todo se parece, hay una discusión de que la arquitectura es globalizada, pero eso sale de lo que el arquitecto hace con su relación con el cliente.
Acá se encamina a un nivel de experimentación que va a ser muy respetado, está teniendo quizás un lenguaje, observa ideales y demuestra comunicación con su contexto, es menos impositiva, mas respetuosa. A muy alto nivel se puede apreciar un lenguaje propio local. Se están diciendo cosas interesantes y hay heterogeneidad de pensamientos que serelacionan buscando un movimiento en el lenguaje espacial; hablamos de cualidades de diálogo con el contexto.

Hoy parece que el asunto de la Arquitectura Verde es central en foros, aperturas de maestrías y especialidades; los temas y preocupaciones son el cómo se impacta al entorno. ¿Qué se está pensando en términos de proyectos que puedan –incluso-, exportarse al exterior?
Estamos cansados de esta discusión, pues esta mal enfocada: no es valor agregado sino intrínseco -como lo dicho respecto al valor de la innovación-, no es una etiqueta que se le agrega. Parece que siguen intentando descubrir el agua tibia.
La Arquitectura Bioclimática debe estar en el ADN del proyecto vrs una nueva moral de la arquitectura, no se trata de una tendencia o moda. Es responsabilidad ante el desafío orientado a un desempeño; ese es el pensamiento que se pude exportar.
Lo ecológico o sustentable debió ser fundamento de la arquitectura. La lectura que tenemos de un Gaudí, por ejemplo, era de sostenibilidad, al diseñar sistemas de ventilación, al observar la forma, y su estructura orgánica, que va mas allá del uso de materiales.

Prototipo habitacional

En conclusión
Si en algo se distingue Costa Rica es por la formación de arquitectos -existen unas 12 Escuelas de Arquitectura en una nación de cuatro millones y medio de habitantes-, pero, como en todo, la profesión observa este fenómeno con sus amenazas y fortalezas.
Todo este compendio de procesos de información en torno al desarrollo que sostiene a la arquitectura debe ser fortalecido, como expresa Juan Carlos Sanabria, y hacerse de manera sistémica, no por actuaciones individuales sino en la relación intrínseca entre cada área, profesionales y demás actores sociales. O sea, el reto no es solo para los arquitectos, entran en juego los ingenieros, los constructores, los bancos, el Estado, los usuarios o clientes.
El discurso de la arquitectura, su modelo de vida y formas de pensamiento impactan a la manera de ser y a la cultura local, y ahí adquieren presencia un selecto grupo de pensadores e intelectuales que están redimensionando positivamente la profesión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.