Andrea Galvani, cuando la ciencia se encuentra con el arte

Andrea Galvani, cuando la ciencia se encuentra con el arte

Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Arte y metodología científica

Andrea Galvani (Italia, 1973) vive y trabaja entre Nueva York y México DF. Proviene de una saga de médicos y científicos, entre sus ancestros se encuentra Luigi Galvani, un científico y pintor del XVIII que descifró la naturaleza eléctrica del impulso nervioso. Este entorno familiar es, probablemente, el que ha llevado a Andrea a indagar en sus obras los significados de las teorías de la ciencia y a aplicar la metodología científica a diferentes disciplinas artísticas como la fotografía, el video, el dibujo, la escultura, el sonido, las instalaciones arquitectónicas y la performance. 

En 2018, fue premiado en la séptima edición del prestigioso Audemars Piguet Prize por producir un proyecto site-specific para ARCOmadrid 2019. La obra, Instruments for Inquiring into the Wind and the Shaking Earth, es una instalación desarrollada junto a científicos y matemáticos en la que Galvani evoca la magia de lo desconocido, el carácter temporal de las teorías científicas y los intentos de los investigadores —a los que rinde homenaje— por desvelar lo incierto. 

En la pasada edición de Arco, el artista italiano presentó una monografía con Mousse Publishing. También, The Ryder Projects, una galería de arte contemporáneo fundada en enero de 2015 por la española Patricia Lara en el este de Londres, expuso un solo project del artista, comisariado por Tiago de Abreu Pinto e Ilaria Gianni para la sección Opening de la feria. La muestra, que integraba una selección los proyectos más ambiciosos y aclamados de Galvani en los últimos años, incluía fotografía, escultura, vídeo y performance. Durante el transcurso de la feria, físicos de la Universidad Complutense de Madrid realizaron cálculos en vivo y analizaron fenómenos astrofísicos complejos para ir transformando de forma progresiva el espacio expositivo en un laboratorio abierto al público.

La obra de Andrea Galvani ha sido expuesta en museos, instituciones y bienales de todo el mundo —como el Whitney Museum de Nueva York, la cuarta Bienal de Moscú, la Mediations Bienal de Poznań (Polonia), la novena Bienal de Nicaragua o la Aperture Foundation de Nueva York— y forma parte de importantes colecciones públicas y privadas, como la colección permanente del Dallas Museum of Art, la Deutsche Bank Collection, el Artist Pension Trust y la Contemporary Art Society. En 2016, el Mart Museum presentó la primera retrospectiva de media carrera de Galvani en Europa y en 2017 fue seleccionado para representar la Deutsche Bank Collection en Frieze New York.

Andrea Galvani, cuando la ciencia se encuentra con el arte
Instruments for Inquiring into the Wind and the Shaking Earth. Instalación de Andrea Galvani.
Andrea Galvani, cuando la ciencia se encuentra con el arte
Instruments for Inquiring into the Wind and the Shaking Earth. Instalación de Andrea Galvani.
Andrea Galvani, cuando la ciencia se encuentra con el arte
Instruments for Inquiring into the Wind and the Shaking Earth. Instalación de Andrea Galvani.
Andrea Galvani, cuando la ciencia se encuentra con el arte
Instruments for Inquiring into the Wind and the Shaking Earth. Instalación desarrollada por Andrea Galvani junto a científicos y matemáticos.
Andrea Galvani, cuando la ciencia se encuentra con el arte
Study on Gravity, 2016. Diagrama, en neón blanco, que ilumina las diferentes trayectorias de caída de un objeto sobre Marte, la Luna y la Tierra.
Andrea Galvani, cuando la ciencia se encuentra con el arte
The End [Action #5], 2015. Sobre un pedestal de cemento, un laptop dorado presenta un vídeo de 3 minutos de un atardecer sin fin con un sol que nunca llega a esconderse en el mar, filmado en 16mm a velocidad supersónica, viajando en un F18 en dirección opuesta a la rotación de la tierra.
Andrea Galvani, cuando la ciencia se encuentra con el arte
Llevando una pepita de oro a la velocidad del sonido, 2015
. Fotografía analógica de gran tamaño que captura un avión militar en el preciso instante en el cual cruza la barrera del sonido, separando visualmente y de forma espectacular, el sonido del silencio absoluto.
Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.