Gaku, el objeto multifuncional de Oki Sato © Akihiro Yoshida

Gaku, el objeto funcional de Oki Sato. Mucho más que una fuente de luz

Diseño nipón, producción italiana

El talentoso e incasable diseñador japonés Oki Sato, fundador de Nendo, ha conseguido dar vida a una pieza realmente excepcional, una refrescante mezcla entre luminaria, objeto y unidad de almacenamiento, que llega para marcar el camino hacia una posible salida creativa en el ámbito del diseño de mobiliario.

Se trata de Gaku, bautizada así por su significado en japonés: «marco». Y sí, a primera vista es exactamente eso, un marco de acero de 35 x 35 x 12 cm capaz de contener mediante imanes y alimentar de forma inalámbrica, una gran variedad de accesorios, desde cuencos, jarrones o una bandeja, hasta espejos, sujetalibros o, como no, una fuente de luz.

Desarrollada de forma exclusiva para la siempre interesante editora italiana, Flos, esta nueva aportación de Sato al diseño contemporáneo busca difuminar la línea que separa las categorías y etiquetas del diseño industrial. «Configurar a Gaku es como si estuvieras reorganizando casualmente el interior de una habitación en miniatura», comenta Sato.

En conclusión, Gaku es mucho más que un simple dispositivo de iluminación, es una invitación a explorar nuevas formas de fusionar la luz y la decoración, a romper barreras y a descubrir la belleza en la combinación de elementos aparentemente dispares.

Y por último, habría que mencionar que para Gaku, se ha contado con la participación de los diseñadores Sayaka Ito, Moreno y Vannini Steve Oh.

Gaku, el objeto multifuncional de Oki Sato © Akihiro Yoshida
Gaku, el objeto multifuncional de Oki Sato © Akihiro Yoshida
Gaku, el objeto multifuncional de Oki Sato © Akihiro Yoshida
Gaku, el objeto multifuncional de Oki Sato © Akihiro Yoshida
Gaku, el objeto multifuncional de Oki Sato © Akihiro Yoshida
Gaku, el objeto multifuncional de Oki Sato © Akihiro Yoshida
Gaku, el objeto multifuncional de Oki Sato © Akihiro Yoshida
Gaku, el objeto multifuncional de Oki Sato © Akihiro Yoshida
Gaku, el objeto multifuncional de Oki Sato © Akihiro Yoshida
Gaku, el objeto multifuncional de Oki Sato © Akihiro Yoshida
Gaku, el objeto multifuncional de Oki Sato © Akihiro Yoshida
Gaku, el objeto multifuncional de Oki Sato © Akihiro Yoshida
Gaku, el objeto multifuncional de Oki Sato © Akihiro Yoshida
Gaku, el objeto multifuncional de Oki Sato © Akihiro Yoshida
Gaku, el objeto multifuncional de Oki Sato © Akihiro Yoshida
Gaku, el objeto multifuncional de Oki Sato © Akihiro Yoshida
Gaku, el objeto multifuncional de Oki Sato © Akihiro Yoshida
Gaku, el objeto multifuncional de Oki Sato © Akihiro Yoshida
Gaku, el objeto multifuncional de Oki Sato © Akihiro Yoshida
Gaku, el objeto multifuncional de Oki Sato © Akihiro Yoshida
Gaku, el objeto multifuncional de Oki Sato © Akihiro Yoshida
Gaku, el objeto multifuncional de Oki Sato © Akihiro Yoshida
Gaku, el objeto multifuncional de Oki Sato © Akihiro Yoshida
Gaku, el objeto multifuncional de Oki Sato © Akihiro Yoshida
Gaku, el objeto multifuncional de Oki Sato © Akihiro Yoshida
Gaku, el objeto multifuncional de Oki Sato © Akihiro Yoshida
Gaku, el objeto multifuncional de Oki Sato © Akihiro Yoshida
Gaku, el objeto multifuncional de Oki Sato © Akihiro Yoshida

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.