Vulkan-Beehive-Snøhetta-colmena-02.jpg

Vulkan Beehive, colmenas de madera por Snøhetta

Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El estudio de arquitectura noruego Snøhetta ha ideado las colmenas de madera que forman Vulkan Beehive. La instalación, emplazada en Oslo, pretende acercar las abejas a la capital y concienciar a la ciudadanía sobre la importancia de dichos insectos en la producción de alimentos. Las construcciones hexagonales están inspiradas en los panales naturales. 

 

Vulkan Beehive, Snøhetta, 2014. Foto de Morten Brakestad. 

Las abejas juegan un papel fundamental en el suministro de alimentos en el planeta. Partiendo de dicha premisa y con el fin de concienciar a la población sobre la importancia de estos insectos, que están sufriendo una alarmante merma de su población, nace Vulkan Beehive. El proyecto, desarrollado por el estudio noruego Snøhetta, consiste en dos colmenas fabricadas en madera y situadas en la azotea del mercado gastronómico Mathallen (Oslo).

Vulkan Beehive de SnøhettaVulkan Beehive, Snøhetta, 2014. Foto de Morten Brakestad. 

El estudio de arquitectura Snøhetta, fundado en 1989 en la capital noruega, ha llevado a cabo dicho proyecto con el fin de atraer las abejas a la ciudad y de llamar la atención acerca del problema que sufren dichos insectos, así como su repercusión en la especie humana. “Un tercio de la producción mundial de alimentos depende de la polinización, fenómeno en el que las abejas juegan un papel fundamental”, señalan desde la agencia.

Vulkan Beehive de SnøhettaDetalle del patrón hexagonal, Vulkan Beehive, Snøhetta, 2014. Foto de Morten Brakestad. 

Las dos colmenas que forman parte de Vulkan Beehive están fabricadas en madera y tienen capacidad para albergar 160.000 ejemplares. Tanto sus formas hexagonales como su color miel están inspirados en los panales. La estructura, que se divide en dos partes a través de una línea en forma de zigzag, está compuestas por seis caras en la parte superior y doce en la parte inferior.

Vulkan Beehive de SnøhettaDetalle de la pista de aterrizaje, Vulkan Beehive, Snøhetta, 2014. Foto de Morten Brakestad. 

El exterior del colmenar está diseñado a partir de patrones de hexágonos labrados sobre la madera, imitando la geometría propia de los nidos naturales. En la parte baja del armazón se encuentra la entrada, frente a la cual, y a modo de bienvenida, se ha instalado una pequeña pista de aterrizaje. El panal cuenta, además, con un termostato y una escala para medir la producción de miel.

Vulkan Beehive de SnøhettaVulkan Beehive, Snøhetta, 2014. Foto de Finn Ståle Felberg.

Vulkan Beehive de SnøhettaAzotea del Mathallen, Vulkan Beehive, Snøhetta, 2014. Foto de Morten Brakestad. 

El apiario, colocado a principios de verano, se encuentra situado en un lugar estratégico, al lado de un río y rodeado de parques, facilitando así el trabajo de las abejas a la hora de fabricar la miel. Asimismo, su ubicación en la azotea del Mathallen, espacio destinado a la cultura gastronómica, no es baladí, sino que con ello intentan dar visibilidad a la relación existente entre el papel de las abejas y el consumo de alimentos. La miel producida en las colmenas se encuentra a la venta en el propio mercado.

Vulkan Beehive de SnøhettaPrototipos, Vulkan Beehive, Snøhetta, 2014. Foto de Morten Brakestad.

Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *