behive_07.jpg

Werner Aisslinger diseña la lámpara Behive para Foscarini

Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Behive, la última lámpara del diseñador alemán Werner Aisslinger para Foscarini, es la síntesis de un proceso de ingeniería e investigación con materiales realizado en colaboración con la reconocida firma italiana. Predestinada desde su lanzamiento a convertirse en un referente, ahora cuenta con una nueva versión de techo.

 


Lámpara Behive de mesa, Werner Aisslinger y Foscarini, 2011.

Tanto el diseñador Werner Aisslinger como la empresa de iluminación Foscarini destacan por su interés en introducir nuevos materiales y técnicas en el mundo del diseño industrial. Por esto, no es de extrañar que su primera colaboración conjunta en el diseño y lanzamiento de la lámpara Behive haya resultado tan exitosa que, en menos de un año, ya han sacado una segunda versión de techo de la lámpara de mesa original de 2011.

Werner Aisslinger en su estudio con la lámpara Behive

Behive-Werner Aisslinger en su estudio con la lámpara Behive

El nombre de la lámpara Behive (quizás retomado de un clásico de los años 50 de Alvar Aalto), que viene de la palabra inglesa beehive (colmena), evoca su forma y describe el patrón de luz que emana de esta escultura luminosa inspirada en la naturaleza.

Lámpara Behive de mesa, Werner Aisslinger y Foscarini, 2011.

Behive, fabricada en ABS policarbonato, simple en apariencia y con un volumen sensual y elegante, es el resultado de un proceso de ingeniería e investigación con materiales que caracteriza tanto al diseñador como a la marca. Ideada a partir de la superposición de una secuencia de anillos cuyo tamaño aumenta progresivamente desde la base, parece, en su versión de mesa, planear desde el aire. 

Behive-Detalle de la estructura de la lámpara Behive, Wernwer Aisslinger y Foscarini, 2011.

La lámpara trata la luz como una decoración y la estructura como una composición gráfica. Apagada es una escultura estilizada y contemporánea y, encendida, una linterna oriental que proporciona una luminosidad mágica en la que los volúmenes y los colores se invierten trayéndola a la vida.

Behive-
Lámpara Behive de mesa, Werner Aisslinger y Foscarini, 2011.

La nueva versión colgante de la lámpara Behive, lanzada este mismo año, constituye un nuevo modelo realizado a partir  del anterior en el que cambian la angulación y las dimensiones originales. Permanece la misma iluminación cálida y suave que caracterizaba a su predecesora ofreciendo además, una luz directa proyectada hacia abajo.

Behive-Lámparas Behive en suspensión, Werner Aisslinger y Foscarini, 2012.

Behive-Lámpara Behive en suspensión, Werner Aisslinger y Foscarini, 2012.

Behive-Lámpara Behive en suspensión, Werner Aisslinger y Foscarini, 2012.

Ambas versiones cuentan con un difusor que tamiza la luz y oculta los componentes técnicos. Esto, combinado con la forma de sus anillos, hace que la fuente de luz no sea visible directamente desde ningún punto de vista.

Behive-
Plano constructivo de la lámpara Behive, Werner Aisslinger y Foscarini, 2011.

Behive-Plano constructivo de la lámpara Behive, Werner Aisslinger y Foscarini, 2011.

Behive-Plano constructivo de la lámpara behive, Werner Aisslinger y Foscarini, 2011.

 

Werner Aisslinger nos habla de la lámpara Behive.

Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *