espacioBoldBlanca2.jpg

Muebles para reflexionar

Un evento que no deja rastro por donde pasa, o mejor dicho, que sólo ha dejado huella en las retinas de los cerca de 400 empresarios, técnicos en sostenibilidad, coordinadores de responsabilidad social corporativa de las principales empresas españolas y algunos visitantes selectos, desde el presidente de la CEOE, Juan Rosell; a la presentadora de informativos de Antena 3, Lourdes Maldonado; o el escritor Andrés Trapiello, por nombrar a unos pocos.

Esta era la filosofía y el público que participó esta semana de Pop-Up Furniture exhibition, una muestra efímera de mobiliario que presentó algunas de las creaciones de Ana Yago, diseñadora y directora de ese laboratorio de ideas en el que decidí embarcarme hace unos años y que no deja de sorprendernos, incluso a los que estamos por allí habitualmente.
La colección presentada en el Círculo de Bellas Artes de Madrid pretendía hacer reflexionar a los visitantes sobre el crecimiento sostenible y el futuro de los espacios en los que vivimos… algo tan necesario como poco usual.

Mobiliario y complementos biodegradables inspirados en piezas clásicas del hábitat que, en las manos de Ana Yago y su equipo, pretenden mostrar otra forma de entender nuestro entorno, y hacer reflexionar a los usuarios potenciales, pero también a los profesionales y técnicos que deben impulsar el crecimiento sostenible y consecuente, de la necesidad de replantearnos los materiales con los que convivimos, así como su ciclo de vida.

Y todo ello utilizando un recurso visual y estético, pero también funcional y que aporta soluciones concretas a las necesidades de la sociedad, según Ana Yago, como es el caso de las cómodas con marco opcional (mariAntonieta), los relojes de antesala en cartón ondulado (GrandPa) o el re-styling de los asientos con inspiración tipográfica (Bold), que ahora se recubren con un denso pelaje en una gama de colores amplía, entre otras piezas. Todas ellos, concebidas y pensadas para transmitir valores y hablar de cuándo y dónde vienen.

En esencia, la exposición de Sanserif Creatius plantea una alternativa “responsable y viable industrialmente” que, además de innovadora, ofrece respuestas a las demandas de la sociedad actual, a las necesidades de los nuevos modelos familiares y, por supuesto, también a la configuración de los espacios en los que vivimos. Una oferta de producto basada en la recuperación de materiales industriales con bajo impacto ambiental o en el alargamiento de la vida de otros que, en menos de dos años, será una constante en los hogares y oficinas de todo el mundo.

Atentos a la próxima Pop-Up Furniture exhibition de Sanserif Creatius, como dice un amigo y compañero de la blogosfera, es un must, de esos que, si te lo pierdes, no lo reconocerás nunca en público.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.