nebulosa-tarantula1.jpg

Constelación vs. Sistema Solar – La lucha de las diferentes formas de trabajo

Esta mañana me encontraba un artículo en el Pais.com que me hacia reflexionar sobre la genialidad de los individuos, la construcción de equipos y el aprendizaje por cercanía. 

Embebido como estoy actualmente en el tema del Design Thinking y el trabajo colaborativo, donde priman la cocreación, el trabajo interdisciplinar, la desaparición de las jerarquías… se comienza a dar prioridad a un nuevo status quo donde todos en un mismo nivel desarrollan las tareas con el fin de innovar, desarrollar un nuevo producto, servicio o solución. En pocas palabras, se centra en la búsqueda de la nebulosa perfecta, que brille con luz propia:

La visión principal del mismo se basa en el precepto de un nuevo modelo de trabajo que mejore el potencial de desarrollo del individuo, combinándolo con otros sujetos con el objeto de conjuntar mayores capacidades y por consiguiente, obtener mejores resultados.

Por contrapartida, tal y como describe el artículo arriba citado, existen todavía hoy en día, estructuras en las que todo gira en torno a una persona. Jobs es sin duda para todo el mundo el alma mater de Apple, y sin él todo se tambalea. Nadie duda de un futuro a corto-medio plazo, pero a largo plazo las incógnitas se presentan por sí solas. Jobs muestra el estereotipo de lo que denominaríamos un Sistema Solar:

Por naturaleza explícita o implícita, existen ciertos individuos que por su personalidad, genialidad y demás diversas razones son empujados hacia un status superior, admirados y temidos a su vez. Parecen ser reminiscencias a un pasado jerárquico, si bien no lo son, sino que se trata de otro concepto distinto: liderazgo.  

El problema de dicho concepto es el peligro que ello conlleva, tanto su aparición como su ausencia. Hay que saberlo manejar, y no depende de uno mismo sino del contexto que se construye alrededor. Generalmente no es líder solamente quien así lo desea, sino quien se lo merece y demuestra en el día a día. A veces sin embargo, las cosas se confunden, siendo simplemente líder aquel que lo ansía, porque supo jugar bien sus cartas, lo que supone un gran peligro.

¿Qué opción es mejor?¿A quién debemos apoyar/seguir?¿Somos capaces de liderar?

Complicado dilucidar las soluciones a tan grandes dilemas de un sólo plumazo… Lo importante es estudiar cada situación, y describir la forma que más se adapte, que más lógica nos parezca. No todas las compañías deben ser Apple, no todos podemos ser Steve Jobs; pero no por ello tampoco debemos cerrarnos a la posibilidad de diluirnos en un grupo para hacer algo grande, ese no tiene que ser nuestro único fin. A veces las pequeñas cosas, dan pie a un gran resultado. Cada uno debe elegir su camino, debe adaptarse a su entorno.

2 opiniones en “Constelación vs. Sistema Solar – La lucha de las diferentes formas de trabajo”

  1. Un buen líder puede llegar a abrir las expectativas y mentes de un grupo de trabajo, pero ni siquiera Jobs, hubiera llegado tan lejos solo. Todas las partes son necesarias sin duda.

    Gran reflexión la tuya, felicidades.

  2. Buenas Granada, gracias por tus buenas palabras.
    De ahí la metáfora del sistema solar, porque el todo es el sistema, sin un sol no tiene sentido, pero cada individuo tiene su propia identidad, funciones y tareas; a su vez el sol en si mismo no es mas que una estrella más, lo que le diferencia es lo que ha creado alrededor.
    un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.