Benjamin-GS-1.jpg

Arquitectura y motivaciones: entrevista a Benjamín García Saxe

Me interesa abordar al arquitecto Benjamín García Saxe para indagar de dónde provienen las fuerzas creativas con que él se sume en su estudio a diario, dispuesto a encontrar caracteres innovadores para sus proyectos. Con él inicié en enero de 2011 este blog “Diseñacr”, con un artículo sobre su casa de Playa Avellanas, Guanacaste; hoy, con esta entrevista, vuelvo a iniciar un nuevo enfoque que pretende dilucidar la naturaleza de esos activadores en el trabajo de diseño, arquitectura y arte, que extenderé a importantes maestros de la región.

Durante el mes de agosto recién pasado que se realizó la Feria de Arquitectura de la Universidad VÉRITAS 2014 en Costa Rica, García Saxe impartió junto con la arquitecta Laura Morelli, un taller para estudiantes -reseñado en un anterior post-, el cual centralizó la experiencia del construir e implicar la vivencia del espacio con la sensorialidad de nuevos y alternativos materiales. Es ahí que aproveché para entrevistarlo y tocar aspectos fundamentales en la formación actual de todo profesional en disciplinas creativas.

Taller impartido por el arquitecto Benjamín García Saxe a estudiantes de la Escuela de Arquitectura VÉRITAS. Foto tomada por los estudiantes del taller, por cortesía de la arquitecta Laura Morelli.

LFQ: ¿Dónde y cuándo encuentras las ideas para desarrollar tus proyectos?
Benjamín García Saxe: Vienen de tratar de encontrar la mejor manera de darle a otros una experiencia íntima y poderosa de vivir en este lugar. La creatividad le empleamos con el propósito de amar a otros y proporcionarles espacios profundos y pertinentes. Creo que las ideas salen de lo que yo personalmente veo que me brinda placer en la percepción del espacio. En realidad lo que trato es de darle a otros lo que para mi es bello y emocionante… muchas veces coincidimos con nuestros clientes en la manera de ver el mundo.

LFQ: ¿Cómo las cultivas?
BGS: Creo que lo que mas me ayuda a cultivar ideas es el estar atento y preparado a ver lo sutil y a veces ínfimo que nos brinda placer. Muchas veces no nos damos ni cuenta que una “tontera” no da tanta felicidad y confort. En lo personal me ayuda mucho poner atención a los detalles del mundo que nos rodea. Además las ideas se cultivan por medio de tratar de humildemente resolver algo que veo que esta mal y que se podría hacer mejor. En realidad hay una necesidad por evolucionar y repensar el “por qué” de las cosas para estar seguros si no hay una mejor manera de hacer lo que ya esta hecho.

LFQ: ¿Cuál es la principal motivación hoy en día para un joven y famoso profesional como tú?
BGS: Existe en plantearse constantemente el “por qué” estoy aquí y de qué puedo ser útil. Me he dado cuenta que entre mas me entrego con honestidad a los demás con mi trabajo mas encuentro una verdadera y duradera felicidad. Me encanta romper esquemas y enseñarles con obras y no palabras que si es posible vivir en un mejor mundo. Me encanta ir en contra del status quo y siempre tratar de motivar a otros a que un cambio siempre es posible.


 
Taller impartido por el arquitecto Benjamín García Saxe. Foto tomada por los estudiantes del taller, por cortesía de la arquitecta Laura Morelli. 

LFQ: ¿Se busca o se encuentra, la motivación viene por añadidura?, ¿cómo surge en el trabajo cotidiano, o en momentos de relax pero activos?
BGS: La motivación en mi caso viene de saber que de algo sirve nuestra obra y que hay otros humanos que se benefician de nuestro trabajo. Los mayores momentos de motivación son cuando vemos familias enteras beneficiadas por nuestra labor, cuando vemos estudiantes repensando su rol como futuro arquitecto y cuando sentimos que somos parte de un cambio positivo para el país.

LFQ: ¿Logras distinguir cuál es la naturaleza de las expresiones de la arquitectura contemporánea?
BGS: En mi opinión existe una arquitectura llena de ego que se expresa en obras que dominan y se imponen agresivamente sobre la ciudad y el paisaje. Al mismo tiempo existen obras sensibles, discretas y humildes que en mi opinión son aun mas rebeldes y probablemente serán las mas recordables por la historia.

LFQ: ¿Qué posicionamiento –de pensamiento o ideas-, implican en el proceso?
BGS: Creo que lo mas fácil es enfocarse en distinguir qué nos parece erróneo o qué podría estar mejor para así poder resolverlo o mejorarlo. Es muy difícil crear algo sin tener una postura sobre su utilidad en este mundo.

Taller impartido por el arquitecto Benjamín García Saxe. Foto tomada por los estudiantes del taller, por cortesía de la arquitecta Laura Morelli. 

LFQ: ¿Cómo cargas a cada proyecto de esas posturas que incrementan el interés en el usuario?
BGS: Tratamos en nuestra arquitectura de crear momentos de “eureka” o realización. Por ejemplo una instalación en la Bienal de Venecia del 2014 que ejecutamos usando bolsas de plástico y agua, hacia parecer un candelabro de vidrio carísimo mientras la verdad es que fue hecho con casi nada de recursos. Le tomaba un minuto al usuario darse cuenta de que lo que veía no era vidrio y no era caro. Era en ese momento que se daba cuenta que con poco se puede hacer mucho.

LFQ: ¿Cómo defines el lenguaje del cual te sirves para comunicarte con los usuarios y espectadores?
BGS: Tratamos de enseñar nuestras ideas de manera muy literal. Enmarcamos un paisaje precioso que a veces al pasar diariamente no vemos. Hacemos que materiales ordinarios se vean extra-ordinarios. Jugamos mucho con la percepción de las personas sobre cuanto cuestan las cosas y su apreciación del sentido de la belleza.

LFQ: ¿Cómo incubas una idea a desarrollar, de qué manera las maduras y realizas?
BGS: Para nosotros una idea debe ser comprobada y probada en un proceso de trabajo literal y explicativo. Trabajamos horas viendo si nuestra idea es posible de traer al mundo de manera literal con materiales y espacios. Las ideas maduran y cambian en el proceso en el que vamos descubriendo como pasamos de las palabras a la realidad de los materiales. 

Taller impartido por el arquitecto Benjamín García Saxe. Foto tomada por los estudiantes del taller, por cortesía de la arquitecta Laura Morelli. 

LFQ: ¿Cómo te preparas emocionalmente para crear en arquitectura? ¿Existe un clima emocional ideal? ¿Cuándo estás preparado para realizarte? ¿En qué momento sabes que dicho proceso concluye?
BGS: Cada proyecto que hacemos es una montaña rusa emocional. En lo personal veo a cada proyecto como una oportunidad y no duermo hasta no sentir que hemos llegado a ser honestos con nosotros mismos y el cliente. 

LFQ: ¿Cuánto influye el medio: la ciudad, el barrio, nuestras habitaciones o entorno en la creación de sus obras?
BGS: El medio definitivamente influye de manera intuitiva y silenciosa. En lo personal trato de ver el mundo que me rodea con los ojos mas frescos posibles para así ver como lo puedo cambiar para bien. Me ayuda mucho el viajar por el mundo y darme constantemente momentos de reflexión sobre otras culturas. El viajar me abre la tolerancia y la creatividad.

LFQ: ¿Cuáles son los grandes temas a tratar por la arquitectura de estos tiempos?
BGS: En mi opinión tienen que ver con la relación de lo construido con el mundo natural, el uso de la energía y la búsqueda de la belleza.

Taller impartido por el arquitecto Benjamín García Saxe. Foto tomada por los estudiantes del taller, por cortesía de la arquitecta Laura Morelli. 

LFQ: ¿Cuál es el proyecto que más caracteres creativos o funcionales lograron activarte?
BGS: Tuve la oportunidad de pasar una temporada en Japón y la arquitectura de muchas edificaciones antiguas/milenarias me cautivo en gran manera por su simpleza y su enorme profundidad.

LFQ: ¿Quedas satisfecho con los logros de un proyecto, o permanece en estado de búsqueda?
BGS: Tomo cada proyecto como una gran oportunidad de mejorar, evolucionar y entender mejor como las ideas se transforman en realidad. La sensación que siempre me queda es mas de que algo se aprendió que puede ayudar a mejorar en el futuro.

LFQ: ¿Cuánto pesa el pensamiento propio en la realización de un proyecto?
BGS: En realidad yo tengo una manera de ver la belleza y como esta se manifiesta en el mundo físico. Muchas veces estas realizaciones son comparadas por nuestros clientes y por ende se forma un pensamiento colectivo de ideas en las que coincidimos. Si es importante haberse hecho la pregona desde un principio y no solamente tomar el mundo como es.

Taller impartido por el arquitecto Benjamín García Saxe. Foto tomada por los estudiantes del taller, por cortesía de la arquitecta Laura Morelli. 

LFQ: ¿Escucha a otros profesionales durante el proceso, o solo escuchas a tu propia voz interior?
BGS: Escucho mucho a las personas de mi equipo ya que ellos tienen una forma diferente de ver las cosas que pueden influenciar de manera positiva un proyecto. En mi caso yo veo que hay mas riqueza en la diversidad de opiniones y no en el arquitecto solo que trabaja aislado.

LFQ: ¿Quiénes son tus referentes?
BGS: Me gusta mucho los escritos del arquitecto John Hejduk y las palabras y aprendizajes que me ha dado el arquitecto Richard Rogers. 

LFQ: ¿Cómo explica la palabra proceso? ¿Qué implica en tu profesión?
BGS: Yo creo que la arquitectura se va descubriendo poco a poco al ir afrontándose con la realidad de los materiales. Veo que en nuestra oficina trabajamos las ideas de manera muy literal hasta sentir que la respuesta y la idea son realmente honestas entre sí. Muchas veces las ideas evolucionan durante el proceso de descubrir que queremos hacer.

Taller impartido por el arquitecto Benjamín García Saxe. Foto tomada por los estudiantes del taller, por cortesía de la arquitecta Laura Morelli. 

LFQ: ¿Qué tácticas posees para empoderar al usuario?
BGS: Muchas veces tratamos de ensenarle el mundo natural al que habita nuestros espacios. En vez de generar espacios herméticos y removidos de su sitio, mas bien tratamos de crear lugares que integren el sitio y que muestren constantemente adonde se encuentra uno posicionado, adonde viene el viento, adonde esta el sol, adonde esta el vecino.
 
LFQ: ¿Cómo y cuándo eres consciente del resultado o frutos de esas estrategias?
BGS: Cuando los clientes/amigos nos indican la experiencia que tienen en los lugares que diseñamos.

LFQ: En la experiencia y actuación dentro de un gran estudio como el de la firma Roger inglesa, ¿Cómo logras para realizarte, para imprimir tu visión de la profesión?
BGS: En un estudio tan grande lo mas importante es no imponer las ideas propias sino mas bien dejar que las mejores ideas siempre prevalezcan independientemente de adonde y de quien vengan. El éxito en mi propia oficina de “Benjamin Garcia Saxe Architecture” me ha abierto las puertas para llegar a ser el Asociado de Richard Rogers en Londres. Creo que el liderazgo esta en la capacidad de poder sacar lo mejor de los demás y saber que uno no lo sabe todo. Un buen diseño siempre es el resultado de una forma armoniosa de trabajar en equipo y encontrar siempre la mejor solución juntos a un problema.

Taller impartido por el arquitecto Benjamín García Saxe. Foto tomada por los estudiantes del taller, por cortesía de la arquitecta Laura Morelli. 

LFQ: ¿Qué implica la adopción de la tecnología en un determinado proyecto?
BGS: Nosotros vemos en la tecnología la oportunidad de hacer mas eficientes nuestras propuestas. La tecnología para nosotros no es la razón de la forma y la belleza del espacio. Yo he visto edificaciones con la mayor calificación de sostenibilidad que son horrendos. La tecnología esta al servicio del ser humano y no debería ser en mi opinión la razón de la forma de la arquitectura. 

LFQ: ¿En cuál proyecto en particular logras imprimir tu lenguaje, tu visión y en lo que tu crees?
BGS: Hace poco terminamos un proyecto llamado Casa Flotanta el cual es una casa construida en un precipicio. Logramos levitar la casa para que la vegetación, el agua y los animales fluyeran por debajo. Esta solución generó una intervención muy suave en el paisaje natural y una especialidad hermosa de vivir en copas de arboles con vista al mar. La tecnología luego se incorporo al diseño para generar electricidad y otras medidas.

LFQ: Si tuvieras que volverlo a construir, ¿Qué cambiarías o terminaría como tal?
BGS: No lo cambiaria ya que esta tan fresco en la mente que no he logrado asimilarlo aun.

Además de los estudiantes participantes en el taller aparecen Benjamín y el arquitecto Juan Carlos Sanabria, Director de la Escuela de Arquitectura VÉRITAS. Foto de Andrés García Lachner.

LFQ: ¿Qué significa para ti la experiencia del construir?
BGS: El construir es el acto de llevar de las palabras a la realidad. Es en este acto que existe hoy en día la mayor disociación entre lo que se quiere y lo que realmente hacemos. En mi opinión hay una riqueza en el acto de “hacer” que no se encuentra en las palabras ni el dibujo. Es ahí donde puede haber una verdadera innovación del espacio.

LFQ: ¿En qué te ha tocado la crisis que afecta al mundo y que también afecta a la construcción y arquitectura?
BGS: Lo que nos ha sucedido es que varios de nuestros clientes nos han dicho que durante el “boom” les fue muy bien pero que ahora que paso esta recesión se dieron cuenta de lo que no quisieran volver a hacer. Vemos clientes mas conscientes con el ambiente y con los recursos; tal vez tienen menos presupuesto pero son mas abiertos a la creatividad y a hacer las cosas bien hechas. A veces de las dificultades salen cosas bellísimas. 

LFQ: ¿Tienes alguna estrategia para mejorar la calidad o vivencia en el entorno urbano?
BGS: Pareciera obvio y casi tonto pero no hay nada mas bello que vivir en una ciudad en donde el peatón y la bicicleta prevalecen. Se hace mas ejercicio, hay menos contaminación y ruido. Otra solución casi que de sentido común es enverdecer las ciudades aun mas. No hay nada mas lindo que una ciudad llena de árboles y vida silvestre. Esto ya existe en algunas ciudades del mundo y es muy factible replicarlo en el trópico.

LFQ: Para concluir con este acercamiento con Benjamín García Saxe, y rememorar aquella verdad expresada por él de que con poco se puede hacer mucho, me gustaría que antepusiéramos un pensamiento o una mirada en la ciudad, en este caso nuestra capital de Costa Rica, ¿te desvela una ciudad como San José y el deterioro que la acecha? ¿Cómo te gustaría mirarla?, o ¿has puesto algún pensamiento en ella?
BGS: Me emociona pensar en el potencial de cambio que tiene una ciudad como San José. Vemos que ya hay un movimiento fuerte de cambio cultural con mas emoción, actividades y participación ciudadana. Me encantaría ver ese mismo dinamismo en el aspecto físico de la ciudad con calles mas verdes, menos carros, mas peatones y en general una mejor calidad de vida.
  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.