1-desayuno.jpg

Luz Letelier y Pietro Stagno: Diseño de Productos

Entrevisté -en otro post este mismo año- a Luz Letelier y Pietro Stagno acerca de su exitosa participación en la Bienal de Arquitectura de Costa Rica 2012, en la cual obtuvieron el Gran Premio de la Bienal, el Premio al Paisajismo, y otro al Diseño Interior, por la solución de sostenibilidad e innovadora propuesta habitacional localizada en la zona costera del Pacífico Sur costarricense. Desde ese entonces surgió el estímulo por saber más del “set del desayuno”, mobiliario y juguetes producidos en su taller allá en las zonas altas de los cerros de Escazú, cercanas a la capital San José. En esa oportunidad, quizás lo que llamó más mi atención fue escuchar que uno de sus principales activadores es considerar ideas sencillas para rescatarlas en productos coherentes, que agreguen ese acento de lo propio en el diseño actual.

Luz Letelier y Pietrio Stagno, Set del desayuno. Fotografía cortesía de los diseñadores.

LFQ: Para aquella entrevista, entre otros, afirmaban su motivación por diseñar y fabricar productos domésticos, de uso cotidiano, dentro de su visión de lo sencillo. ¿Qué carácter ofrece ese conjunto de productos propuesto por ustedes para el desayuno?
Luz Letelier y Pietro Stagno:
En Costa Rica, el desayuno, es una comida muy importante: tomar el café, comer el “gallo pinto” (mezcla de arroz, frijoles, acompañada por huevos fritos o revueltos, natilla, jamón, y no pueden faltar las tortillas). En la cultura local, dicho tiempo de nutrición significa una verdadera ceremonia donde alimentar el cuerpo, informarse del acontecer diario –escuchar las noticias o leer los periódicos-, estar en familia y prepararse para ir al trabajo. Nos decidimos diseñar un producto para ese espacio cotidiano.

LFQ: ¿Cuál es el significado central de “set del desayuno”?
LL y PS:
Innovar los objetos en torno a las costumbres culturales, rescatando las tradiciones de antaño con un diseño muy actual, y utilizar materiales accesibles para un segmento popular tradicional. El “set” del chorreador de café, el objeto para hacer las tortillas -sirve también para preparar patacones-, y la huevera, entre otros, renuevan la imagen de lo folclórico sencillo, presente en las manifestaciones más arraigadas del costarricense.

LFQ: ¿Qué otro valor agregado distingue la propuesta?
LL y PS:
Dicho “set” se comercializa desarmado dentro de un empaque adecuado al transporte y a la comunicación visual, en tanto se trata de un producto dirigido al mercado. La idea es que tenga algo más, que al sacarlo de la caja, el cliente lo arme, y sea parte de la acción de usabilidad del producto.

LFQ: Hablando de la estructura de mercado, ¿dónde se venden, qué experiencias comerciales ha tenido?
LL y PS:
Participamos, por ejemplo en EXPOCASA; en esa feria se vendió toda la producción. Hemos tenido nuestra propia tienda en Escazú y se coloca en varios puntos. Es gratificante escuchar a las personas, por ejemplo a los viejos, expresar: –¿qué bien!, ¡hacerlo como se hacía antes! Eso agrega valor y se convierte en un intangible que alimenta la componente espiritual por la cual hacemos diseño, además de arquitectura.

Silla boomerang diseñada por Letelier y Stagno. Fotografía cortesía de los diseñadores.

LFQ: Respecto a la tecnología utilizada y los materiales, ¿En qué se proponen innovar?
LL y PS:
Trabajamos para innovar con maderas recuperadas que nos permite hacer láminas, y junto con nuestro socio Carlos Meléndez, planeamos la fabricación de paneles utilizando maderas como la teca, el cedro, el pino, la melina. Nos posibilita reinventar uniones para tener láminas con diversidad de texturas, pero con la fortaleza de la madera sólida.
No dejamos de usar materiales como el playwood para fabricar lo básico, pero para las partes más visibles nos servimos de maderas más sólidas, como el cedro. Las mezclas mejoran el precio, accesible para capas poblacionales más amplias.

LFQ: ¿Con qué tecnología de punta cuentan en el taller?
LL y PS:
Todo esto es posible pues contamos con una CNC, además se trabaja en conjunto con el ebanista, quien es muy experimentado. El equipo nos permite tener cortes precisos, uniones eficientes, mejorar acabados, rendimiento en tiempo y materia prima. El diseño está mentalizando para sacar provecho a la máquina.

Lámpara erizo diseñada por Letelier y Stagno. Fotografía cortesía de los diseñadores.

LFQ: ¿Diseñar productos les da lo necesario para vivir? ¿Se sienten satisfechos?, o, ¿qué problemáticas afrontan?
LL y PS:
Es una situación compleja, por fortuna tenemos la arquitectura para apuntalar las entradas. Los productos llenan lo espiritual, aportan incentivos intangibles, motivación y deseos de innovar, pero económicamente no es suficiente.

LFQ: ¿Qué papel juega su profesión como arquitectos?
LL y PS:
La arquitectura nos resuelve la vida. Nos gusta meternos en el taller motivados por un deleite espiritual, intangible, mezclado con el trabajo de arquitectos con exigencias de responsabilidad, investigación, y experimentación y la visión constructiva de llevar hacia delante un proyecto.

Camarita de juguete diseñada por Letelier y Stagno. Fotografía cortesía de los diseñadores.

LFQ: ¿Piensan en alguna estrategia?
LL y PS:
Quizás llevarlos a otra escala, implantar otra estructura de fabricación y comercialización para perseguir mejores resultados; requiere más inversión, tiempo, y la asunción a estructuras industriales de gran complejidad.

LFQ: ¿Qué opción perciben como incentivo?
LL y PS:
La atracción de clientes, compradores, buscar ofertas, tener créditos para invertir, mercadear, estar presente en las ferias. Y es que a pesar de haber créditos para las MYPIMES, los intereses subieron y hay que afrontar gastos en constante ascenso.

Juguete diseñado y fabricado por Letelier y Stagno. Fotografía cortesía de los diseñadores.

LFQ: ¿Les interesa entrar en el diseño y la producción de juguetes?
LL y PS:
Participamos recientemente en un feria en Guatemala, pero los estándares de los juguetes para niños son muy estrictos en cuanto a ergonomía y sobre todo seguridad, obliga a meterse en el mundo de las certificaciones, todo eso representa una realidad que dispara los costos.

LFQ: ¿Por qué diseñar juguetes?
LL y PS:
Los juguetes son productos que sacan una sonrisa a la gente, trae una carga motivacional distinta. Tal vez, a mediano plazo, se puede lograr algo más. La tecnología es una puerta abierta para ir tras otras metas y entre ellas nos motivan los juguetes.

LFQ: ¿Qué otras expectativas observan?
LL y PS:
La Oficina Nacional Forestal nos encargó un stand para la feria “Viva la madera”. Esto nos lleva a pensar en la utilización de maderas nacionales como melina, y demostrar la asunción a los caracteres de la sostenibilidad.

Juego del laberinto, diseñado y fabruicado por Letelier y Stagno. Fotografía cortesía de los diseñadores.

LFQ: Para concluir con esta nueva entrevista a estos profesionales del diseño y la arquitectura, considero importante observar ¿en qué creen?, ¿cuál es la idea -su filosofía-, lo que seduce el accionar de diseñar?
A esta pregunta, Luz Letelier y Pietro Stagno responden: -Rescatar, jugar con el tiempo, darse el tiempito para vivir, por ello al comercializar el set del desayuno estimulamos al usuario a “haz tu desayuno”, “haz tus tortillas por tí mismo”, y “chorrea tu propio café”. La idea central es tómese el tiempito para jugar de armar, de engranar, y hazlo en interacción, entre padres e hijos, que incrementen la comunicación perdida por el uso desmedido de la tecnología actual.
Tratamos de estimular el juego, la sensibilidad humana, la motora fina, los juegos en familia. Estamos metidos en una constante investigación sobre lo lúdico al preguntarnos cómo jugaban los celtas, los romanos, los prehispánicos.

Luz y Pietro son profesores de la escuela de Arquitectura de la Universidad VÉRITAS, además de su trabajo profesional en su estudio, participan activamente en el medio cultural del país y el extranjero. Participaron en la primera Bienal Iberoamericana de Diseño de Madrid. Los hemos observado de cerca en su producción de componentes para el diseño interior tales como lámparas, separadores de espacios, ventanas y otros elementos que utilizan cuerdas, bejucos, semillas, hojas; notables son sus propuestas de mobiliario -como los del proyecto premiado en la mencionada Bienal de Arquitectura 2012-, además del uso noble de maderas para acrecentar esa carga de lo emocional que agrega valor y distingue sus proyectos de diseño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.