Experimenta presenta su edición impresa número 74

Experimenta presenta su edición impresa número 74

Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El diseño de la innovación

El número 74 de Experimenta titulado, El diseño de la innovación, analiza el papel de los diseñadores en el mundo actual, donde los avances tecnológicos de índole disruptivo han cambiado la sociedad para siempre. A través de entrevistas, reportajes, reseñas y análisis de productos y de experiencias, esta nueva entrega de Experimenta pretende resolver algunas de las preguntas —y proponer otras nuevas—, que este reto, uno de los más importantes al que se enfrentan los diseñadores desde la Revolución Industrial, ha puesto sobre la mesa.
Experimenta 74 ya está disponible en nuestra tienda online y en puntos de ventas autorizados. Con cada número, como ya es costumbre, compartimos en forma de adelanto, el editorial del director de Experimenta, el Dr. Marcelo Leslabay.

El diseño como lenguaje de la innovación

Ya tenemos asumido que los avances tecnológicos que estamos viviendo en estos primeros años del siglo XXI están generando un cambio enorme en nuestras vidas, equivalente al vivido durante el inicio de la Revolución Industrial en el siglo XVIII. Son avances basados en innovaciones tecnológicas, que han supuesto un salto descomunal en prácticamente todos los campos, porque no han sido el resultado de sucesivas innovaciones incrementales, sino de innovaciones disruptivas que rompieron los códigos establecidos y que, ahora, necesitan del lenguaje del diseño para construir nuevos códigos que puedan ser interpretados y comprendidos por toda la sociedad. Por esta razón afirmamos que el diseño es el lenguaje de la innovación.

Para que los productos y servicios sean innovadores es necesario que los diseñadores participen desde el inicio en el trabajo creativo y coloquen a las personas en el centro del proyecto.

Ante esta situación a los diseñadores se les presenta un triple desafío, por un lado, tienen que trasladar las innovaciones desarrolladas en los centros de investigación a las empresas; por otro, deben incorporarlas en los productos y servicios, y, finalmente, comunicarlas a los usuarios. Para que esto suceda las empresas deben adoptar la innovación como herramienta estratégica y que se entienda como un proceso continuo en todos los departamentos hasta formar parte de su propia cultura empresarial. Para que los productos y servicios sean innovadores es necesario que los diseñadores participen desde el inicio en el trabajo creativo y coloquen a las personas en el centro del proyecto. Y, para que el usuario comprenda la innovación, los diseñadores deben construir un lenguaje claro, comprensible y amigable. Pero, por si todo esto fuera poco, la innovación en una empresa, debe evaluarse bajo la perspectiva del triple balance, teniendo en cuenta las consideraciones sociales, medioambientales y económicas.

…las empresas deben adoptar la innovación como herramienta estratégica y que se entienda como un proceso continuo en todos los departamentos hasta formar parte de su propia cultura empresarial.

Una vez más, vemos cómo el diseñador se convierte en una pieza clave dentro de la sociedad, pero no trabajando de forma individual, sino como parte de un equipo, realizando un trabajo colaborativo junto a profesionales de distintas disciplinas; como un engranaje indispensable para que se garantice que la innovación tecnológica también sea un motor de la innovación social.

“Sin diseño no hay innovación”

Para conocer a fondo estos mecanismos, en la sección Reflexiona, hemos entrevistado a Bettina von Stamm, experta en diseño e innovación, que estudia su influencia en la sociedad y sintetiza en esta frase: “Sin diseño no hay innovación”. Luego presentamos el primer capítulo del próximo libro que vamos a editar Innovación Contextual. Nuevas formas de pensar el diseño, en donde su autor, Kees Dorst, nos define la tipología de los problemas actuales: abiertos, complejos, dinámicos e interconectados, para resolverlos con nuevas metodologías. Finalmente, un equipo de investigadores, liderado por Jos van Leeuwen, analiza los problemas complejos, pero creando entornos fuera del marco de pensamiento que los generó. Distintos enfoques con el mismo objetivo: crear herramientas que nos permitan conocer las verdaderas necesidades, deseos y comportamientos de las personas.

En la sección Proyecta, a partir de ahora, incluiremos trabajos de Latinoamérica, con la idea de fortalecer los vínculos proyectuales que históricamente compartimos y también para dar visibilidad a su tarea, que en muchos casos, hemos conocido gracias a la Bienal Iberoamericana de Diseño, una iniciativa que impulsamos desde hace diez años, en DIMAD, la Asociación de Diseñadores de Madrid. Y para terminar, con este número se acompaña un ejemplar gratuito de Transferencias Design 2016, una publicación que recoge las jornadas organizadas en Málaga por la Red Española de Asociaciones de Diseño (READ) y la Confederación de Escuelas de Arte (CEA), que han sido gestionadas por la Asociación Andaluza de Diseñadores, en las que Experimenta ha sido media partner y Gráficas Muriel empresa colaboradora.

GuardarGuardar

Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *