¡Ya está aquí! Experimenta 79: una edición para disfrutar el otoño

¡Ya está aquí! Experimenta 79: una edición para disfrutar el otoño

Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Lo mejor del diseño nacional e internacional

Experimenta presenta su edición número 79, una revista para pasar un otoño con lo mejor del diseño nacional e internacional. A través de entrevistas exclusivas, reportajes y artículos de opinión, esta nueva edición ofrece, a lo largo de sus 142 páginas, una visión de 360º del universo creativo actual. Disponible ya en librerías y en nuestra tienda online.

¡Ya está aquí! Experimenta 79: una edición para disfrutar el otoño
¡Ya está aquí! Experimenta 79: una edición para disfrutar el otoño

Contenido

Con entrevistas exclusivas a Jorge Diez, responsable del estudio de concepto de Audi en Múnich; al artista, ilustrador, diseñador y escultor peruano, Rafael Lanfranco Gallofré; al famoso diseñador español Santiago Miranda, autor del libro Floreros, editado recientemente por Experimenta, a los ganadores de la Mención Experimenta de la última edición de Producto Fresco... y mucho más. Como siempre, la sección central, es un capitulo aparte, en esta ocasión dedicada al Diseño de Experiencias, un tema tan apasionante como inagotable: qué es, para qué sirve, presente, pasado y futuro. En Zum (sección en la que se aborda una temática del diseño en forma transversal), nos enfocamos en el binomio, Diseño y Sostenibilidad: el diseño como interfaz amigable entre el hombre y su entorno.
El numero se completa con una selección cuidada de los mejores proyectos que vieron la luz en 2018. Diseño Industrial, Gráfico, Social, Editorial… ademas de ilustración, fotografía, reseña de libros… Un número potente y amplio en todo el sentido de la palabra. El índice al completo puede consultarse en este link.

¡Ya está aquí! Experimenta 79: una edición para disfrutar el otoño
¡Ya está aquí! Experimenta 79: una edición para disfrutar el otoño

Sobre la portada

Cuenta una leyenda mexicana que fue el dios Quetzalcóatl quien puso en manos de los aztecas las primeras semillas de cacao con la que los originarios pobladores del actual México preparaban una bebida oscura y especiada, considerada como un alimento energizante y tonificante que se consumía en vasos de oro por la realeza en ocasiones especiales. Claro está que para algunos investigadores el registro histórico de esta semilla y sus derivados es anterior, con alguna evidencia de su consumo en las culturas maya y olmeca. Pero para los aztecas tenía tal grado de importancia, que la semilla de cacao era utilizada como moneda corriente en el comercio y que se estructuraba en un sistema vigesimal (basado en unidades de 20) con el que ponían valor a las cosas, animales y servicios. Cristóbal Colón fue, como refieren algunas crónicas, el primer europeo en probar esta bebida y llevar los primeros granos de cacao a la corte de los Reyes Católicos. Sin embargo fue Hernán Cortés —en su encuentro con Moctezuma— quien conoció el verdadero significado de la bebida más sagrada de los aztecas y quien finalmente introdujo el chocolate en Europa. De este modo, el otro “oro de América”, comenzaba su recorrido en el continente europeo expandiéndose desde España hacia las cortes de Francia, Italia, Alemania e Inglaterra. Con el tiempo, “la bebida de los dioses” incorporaría leche y azúcar en la mezcla. Pasaron muchos años hasta que el chocolate pudo alcanzar una nueva dimensión al obtenerse una versión sólida de esta bebida, cuyo punto de fusión cercano a la temperatura corporal permitía que ésta se deshiciera en la boca proporcionando una experiencia diferente. Pero no fue hasta 1879 cuando Rodolphe Lindt consigue desarrollar la fórmula más precisa para convertir la pasta y la manteca de cacao —arenosa y amarga hasta entonces— en tabletas dulces de textura cremosa y sólida a la vez. Una innovación que incluyó un packaging atractivo y que disparó una verdadera revolución de consumo. Un producto que, como el oro —cuyo número atómico es el 79— es la base de una industria mundial de más de 100.000 millones de euros al año, resumido en una moneda de chocolate que nos invita a disfrutar de una experiencia sensorial intensa. Como esta edición 79 de Experimenta.

¡Ya está aquí! Experimenta 79: una edición para disfrutar el otoño
¡Ya está aquí! Experimenta 79: una edición para disfrutar el otoño

Diseño e impresión

El diseño y puesta en página de una revista de la magnitud de Experimenta es todo un reto, la responsabilidad, una vez más, recayó en Marquez Diseño. Estudio argentino de Diseño y Comunicación Visual con más de 20 años de experiencia en el mercado profesional dirigido por Claudio Márquez.
Esta nueva entrega ha sido impresa por Gráficas Muriel en Classic Rough, un papel no estucado de fibra virgen de 120 g. con certificación FSC®. Una mención aparte merece los acabados de cubierta. Proceso Trasvisol, S.A. fue el responsable del plastificado softouch, la serigrafía mate, la serigrafía de alto relieve brillo y la serigrafía barniz aromatizado chocolate.

¡Ya está aquí! Experimenta 79: una edición para disfrutar el otoño
¡Ya está aquí! Experimenta 79: una edición para disfrutar el otoño
¡Ya está aquí! Experimenta 79: una edición para disfrutar el otoño
¡Ya está aquí! Experimenta 79: una edición para disfrutar el otoño
¡Ya está aquí! Experimenta 79: una edición para disfrutar el otoño
¡Ya está aquí! Experimenta 79: una edición para disfrutar el otoño
¡Ya está aquí! Experimenta 79: una edición para disfrutar el otoño
¡Ya está aquí! Experimenta 79: una edición para disfrutar el otoño
¡Ya está aquí! Experimenta 79: una edición para disfrutar el otoño
¡Ya está aquí! Experimenta 79: una edición para disfrutar el otoño
Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.