Weil-Acrobat-01.jpg

Diseño de relojes por Daniel Weil, A Matter of Time

Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El enigma del tiempo ha fascinado por igual a físicos, poetas, filósofos y místicos. El diseñador Daniel Weil, miembro del estudio Pentagram, reflexiona sobre las diferentes maneras de conceptualizar el tiempo a través de A Matter of Time, una colección de relojes de madera y acero.

 

 

Clock for an Acrobat, Daniel Weil, 2011.

Los relojes pudieron verse hasta el pasado 13 de enero junto con la colección Time for All (1994) en la exposición Making Time, alojada en la sede londinense de Sotheby’s. A Matter of Time busca indagar en los orígenes "profundos y prosaicos" del tiempo: el reloj es, según el diseñador, un artefacto que "no explica su misterio, pero de alguna manera expone sencillamente su esencia misteriosa".

weil.Clock for an Acrobat, Daniel Weil, 2011.

weil.Batería sostenida por alambres, Clock for an Acrobat, Daniel Weil, 2011.

Clock for an Acrobat centra su atención en los conceptos de equilibrio y gravedad. El modelo presenta una rueda de más de cincuenta centímetros de diámetro construida con madera de nogal y acero niquelado. Esta rueda sujeta mediante alambres un anillo interior que contiene el mecanismo y las manecillas del reloj.

weil-Rail, Clock for an Acrobat, Daniel Weil, 2011.

weil-Canica, Clock for an Acrobat, Daniel Weil, 2011.

El conjunto se desliza a través de un raíl, imitando así las peripecias de un acróbata en la cuerda floja. Una canica situada en el anillo interior se encarga de indicar en todo momento el lugar del número seis, cuya situación se modifica según la rueda va desplazándose.

weil-Clock for an Arquitect, Daniel Weil, 2011.

weil-Detalle de la caja de la maquinaria en forma de edificio, Clock for an Arquitect, Daniel Weil, 2011.

weil-Batería y cables empotrados en la madera, Clock for an Arquitect, Daniel Weil, 2011.

weil-Clock for an Arquitect, Daniel Weil, 2011.

Clock for an Architect es un reloj fabricado en madera, latón niquelado y plata. El ingenio dispone de una circunferencia de casi veinticinco centímetros de diámetro dentro de la cual se sitúa una placa en forma de casa que sostiene el minutero y el secundero. Las manijas son accionadas mediante correas conectadas a una batería cuyos cables han sido empotrados en la base.

weil-Clock for an Astronomer, Daniel Weil, 2011.

weil-Detalle del sistema planetario, Clock for an Arquitect, Daniel Weil, 2011.

weil-Clock for an Arquitect, Daniel Weil, 2011.

Clock for an Astronomer es un dispositivo de 60 centímetros de diámetro y 71 de alto donde el motor y las agujas son representadas mediante un sol y unos planetas, respectivamente. Diseñado en latón niquelado, madera y plata, el reloj ha sido concebido para ser visto desde lo alto.

weil-Clock for an Card Player, Daniel Weil, 2011.

Clock for a Card Player inspira su diseño en la serie pictórica del mismo nombre creada por Paul Cézanne. Los indicadores de hora han sido sustituidos por doce cartas que rodean un círculo fabricado con latón niquelado, roble europeo, plata y aluminio. El reloj es alimentado a través de una batería que simula la forma de una botella.

weil-Clock for an Card Player, Daniel Weil, 2011.

Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *