Edyn, el jardín conectado de Yves Béhar y Jason Aramburu

Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Edyn quiere transformar radicalmente la experiencia del jardinero con su jardín. Ideado por el científico Jason Aramburu y el diseñador Yves Béhar, este dispositivo inteligente monitoriza las condiciones de luz, agua y nutrientes del entorno natural para asistir al usuario en el cuidado de sus plantas. A través de una aplicación disponible para smartphone, Edyn recomienda en tiempo real cuándo encender el sistema de riego, qué semillas plantar o en qué momento abonar la tierra.

 

edyn jason aramburuEdyn, Yves Béhar y Jason Aramburu, 2014. 

Detrás de Edyn —"Edén" en hebreo— se encuentra Jason Aramburu, un científico especializado en ciencias del suelo y ecología. Seleccionado por la revista Forbes como uno de los treinta emprendedores sociales más prometedores de 2014, Aramburu saltó a la fama con re:char, un proyecto que permitió a cientos de agricultores keniatas convertir sus desechos orgánicos en un fertilizante potente, ecológico y libre de CO2.

 

Edyn, Yves Béhar y Jason Aramburu, 2014. 

 

Es en Kenia donde Aramburu comienza a preguntarse cómo la tecnología de sensores puede ayudar a favorecer el crecimiento de las plantas y optimizar los recursos utilizados por los agricultores. En el año 2013, el científico contacta con el diseñador francés Yves Béhar, uno de los campeones del diseño ecológico y la innovación abierta. Responsable de ideas tales como la consola de videojuegos opensource Ouya, el proyecto Un Portátil por Niño o la cerradura inteligente August, Béhar acepta el reto de conceptualizar las ideas de Aramburu. Fruto de esta colaboración es Edyn, un sistema inteligente que nace con el propósito de desarrollar una conexión más profunda entre las personas y sus jardines.

edyn jason aramburuEdyn, Yves Béhar y Jason Aramburu, 2014. 

edyn jason aramburuEdyn, Yves Béhar y Jason Aramburu, 2014. 

Este vínculo se concreta en una red de dispositivos que monitoriza las constantes vitales del entorno natural y transmite las necesidades de las plantas a una aplicación de móvil. Edyn dispone de los recursos de una manera más inteligente y sostenible, evitando así el derroche de agua o fertilizante. Del mismo modo que Dialogue, la app para epilépticos de Artefact, el proyecto de Aramburu y Béhar quiere aprovechar el flujo de datos invisibles que desprende nuestro entorno para hacer del mundo un lugar mejor organizado.

edyn jason aramburuEdyn, Yves Béhar y Jason Aramburu, 2014. 

Edyn está constituido por tres elementos distintos: un sensor, una válvula de agua y una aplicación para móvil. El sensor consiste en una vara que se hinca en el suelo y que emite un impulso eléctrico al subsuelo: el dispositivo mide de qué manera la señal es alterada por la tierra, calibrando la humedad y valores nutricionales del sustrato. El sensor también recoge en tiempo real la temperatura ambiente, la humedad del aire y la intensidad de la luz del espacio circundante.

edyn jason aramburuEdyn, Yves Béhar y Jason Aramburu, 2014. 

Estos datos se envían vía wifi a la aplicación de móvil, que cruza la información en una base de datos inteligente con cientos de plantas, suelos y climas. El programa entonces muestra una radiografía precisa del estado del entorno y propone recomendaciones al usuario, como cuándo irrigar el terreno, qué tipo de plantas tienen más posibilidades de prosperar o cómo mejorar la salud de los cultivos.

edyn jason aramburuEdyn, Yves Béhar y Jason Aramburu, 2014. 

Por último, una válvula de agua se encarga de automatizar el riego, sincronizándose con la aplicación. Edyn ha sido diseñado en una caja de plástico herméticamente sellada, lo que la convierte en resistente al agua, pero también a las inclemencias del clima o a los fertilizantes agresivos. Su batería se alimenta de energía solar, reduciendo al mínimo su impacto sobre en el entorno natural.

edyn jason aramburuEdyn, Yves Béhar y Jason Aramburu, 2014. 

Además del diseño de producto, Behár ha sido el responsable de definir toda la imagen de marca que rodea el proyecto. El suizo propone una identidad que se vertebra en torno a la figura un diamante amarillo: este símbolo, que evoca por igual al astro rey y a la silueta de una flor, se encuentra reflejado en la anatomía de la vara-sensor, el logotipo del producto, la interfaz de la aplicación o la papelería corporativa.

edyn jason aramburuEdyn, Yves Béhar y Jason Aramburu, 2014. 

Actualmente, Edyn busca financiación en Kickstater. La campaña, que duplicó la meta inicial de 100.000 dólares en apenas unos días, finalizará el próximo 8 de julio.

Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *