PG384_261.jpg

La nueva academia de L’Oréal, de EMBT

Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La nueva academia de L’Oréal, del prestigioso estudio Miralles/Tagliabue-EMBT, capitaneado ahora por Benedetta Tagliabue, encarna la historia de amor latente entre arquitectura y marketing. El proyecto goza de un emplazamiento privilegiado en la calle Córcega 302 de Barcelona, en pleno centro peatonal, y fue concebido para la provocación del ciudadano mediante una intervención espectacular que no abandonara las exigencias funcionales y prácticas de una academia de L’Oréal.

Academia de L'Oréal, Miralles/Tagliabue-EMBT, 2013.

El idilio entre ambas disciplinas nace de la capacidad de la arquitectura para incidir en el usuario a través de la experiencia; es por ello que muchos edificios acaban convirtiéndose en referentes corporativos de grandes firmas.

La inspiración de la nueva academia brota de la abstracción de la belleza y se centra particularmente en el mundo del cabello. Ello da forma a la concepción de un espacio singular de 1.100 m2 repartidos en planta baja y planta primera.

Academia de L'Oréal, Miralles/Tagliabue-EMBT, 2013.

Como recurso inicial, se desarrollan numerosos collages que recogen los cien años de historia de L’Oréal. Los collages, muy característicos del trabajo de este estudio, que aboga por la "fragmentación", integran imágenes relacionadas con el universo de la peluquería: mujeres, tijeras y cabellos que desvelan el proceso formativo de los profesionales.

Academia de L'Oréal, Miralles/Tagliabue-EMBT, 2013.

El programa se distribuye en dos niveles, por una parte la planta baja asume un carácter más público y acoge las aulas de formación y por otra, la planta primera con las oficinas y las zonas de cuidado de la piel.

Con la intención de impactar y seducir al visitante desde el espacio público, la academia despliega sus encantos mediante una explosión de luz de LED’s que cambia de color y despierta la curiosidad del transeúnte. 


Academia de L'Oréal, Miralles/Tagliabue-EMBT, 2013.

Una vez captada la atención del ciudadano y tras acceso al interior, un gran dibujo en la pared ejecutado a mano desvela un hilo conductor a través de líneas sinuosas y curvas que evocan las ondas del cabello. De este modo se crea una atmósfera clara y luminosa, de tonos blanco y gris suave, que dan protagonismo a los peinados y colores de los tintes. Esta expresividad orgánica recorre un espacio muy dinámico y flexible, capaz de adaptarse a los diferentes usos propios de una academia de L’Oréal: presentaciones de productos, performances o aulas de formación.

Academia de L'Oréal, Miralles/Tagliabue-EMBT, 2013.

Otro aspecto de especial interés es la iluminación: se obtiene mediante la combinación de una luz indirecta blanca que permite la fácil diferenciación de colores y luces puntuales que se superponen, crean espacios más íntimos y quedan suspendidas escultóricamente. Al igual que para el resto del proyecto, el cabello ha sido la principal inspiración para la creación artesanal de las lámparas de mimbre.

Vídeo de la Academia de L'Oréal del Estudio Miralles/Tagliabue-EMBT, 2013. Por Lluc Miralles, Estudio Oudú, Barcelona.

Por último, cabe destacar el suelo cerámico, tan característico de la ciudad de Barcelona y del modernismo catalán, que refleja la conveniente relación de la industria cerámica con el estudio EMBT. La empresa Cerámicas Cumella –ya implicada en la realización de la cubierta del Mercado de Santa Caterina–  ha sido la encargada de crear en exclusiva unas piezas inspiradas en una gota que cae al suelo. Estos módulos cerámicos de tres tonos se combinan para conformar rostros, cabellos, manos y tijeras que gozan de las cualidades idóneas para la configuración del suelo, como son la asepsia y la resistencia a la abrasión de los productos químicos empleados en la academia.

Collage de la Academia de L'Oréal, Miralles/Tagliabue-EMBT, 2013.

 Collage de la Academia de L'Oréal, Miralles/Tagliabue-EMBT, 2013.

Render de la Academia de L'Oréal, Miralles/Tagliabue-EMBT, 2013.

Render de la Academia de L'Oréal, Miralles/Tagliabue-EMBT, 2013.

Arquitecto de Proyecto: Benedetta Tagliabue.
Director de Proyecto: Daniel Rosselló.
Coordinador de Proyecto: Valentina Nicol Noris.
Colaboradores: Katrina Varian, Vaiva Simoliunaite, Diego Parra, Alexandre De Toffol, Jiyoun Park, Laura Sandoval Palacios, Elisa Valdarnini, Maddalena Vitti, Marta Basaglia, CJ Rogers, Oscar Lopez, Ernesto Lopez, Marco Pesenti, Grant Mc Cormick, Blake Naumann, Ivan Jimenez, Alvaro Hidalgo Nuñez, Maya Weitmann, Jesus Mejias, Francesca Origa, Cristina Garriga, Roy Delgado, Melanie Wetz, Lou Larrieu, Ivanka Alonso, Johnny Sprunt, Paolo Colombo, Valandis Kallis, Giulia Babboni, Alessia Colombo, Gabriele Rotelli.
Inicio de Proyecto: Septiembre 2011
Inicio de Obra: 13 Junio 2012
Consultor Técnico de Proyecto: j+g estudio arquitectura, Juan Carnicero, arquitecto, Gálata Sáenz Mariscal, arquitecto.
Empresa Constructora: IC Asociados, Sevilla.
Ingeniería: AGW Consultors Estructures S.C.P., Barcelona.
Instalaciones: SAISS, Madrid.
Fotografo: Pedro Pegenaute.
 

Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *