NanoFlowcell Quant 48Volt, el deportivo eléctrico que funciona con agua salada

Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La promesa de una movilidad potente, ecológica, económica y segura

La compañía suiza NanoFlowcell presenta el Quant 48Volt, el primer automóvil deportivo eléctrico con unidad de celda de flujo de baja tensión de 48 voltios, que puede ir de 0 a 100 km/h en 2,4 segundos. Las cuatro baterías del vehículo se alimentan a partir de líquido iónico (una solución rica en sales que se asemeja al agua de mar), que al final del proceso de combustión no genera contaminación. El automóvil dispone de dos depósitos de combustible de 200 litros cada uno, con el líquido iónico como electrolito positivo en uno y como electrolito negativo en otro. Su combinación genera la electricidad que mueve los cuatro motores del Quant 48volt (uno por cada rueda), sumando un total de 760 CV de potencia. Según sus creadores, el nuevo modelo alcanza una velocidad máxima de 300 kilómetros por hora y posee una autonomía de 1.000 km, ofreciendo el sistema de accionamiento más potente, ecológico, económico y seguro para vehículos eléctricos.

NanoFlowcell Quant 48Volt, el deportivo eléctrico que funciona con agua salada
Quant 48volt de NanoFlowcell, 2017
NanoFlowcell Quant 48Volt, el deportivo eléctrico que funciona con agua salada
Quant 48volt de NanoFlowcell, 2017
NanoFlowcell Quant 48Volt, el deportivo eléctrico que funciona con agua salada
Quant 48volt de NanoFlowcell, 2017
NanoFlowcell Quant 48Volt, el deportivo eléctrico que funciona con agua salada
Quant 48volt de NanoFlowcell, 2017
Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

2 opiniones en “NanoFlowcell Quant 48Volt, el deportivo eléctrico que funciona con agua salada”

  1. Felicidades es increíble esta tecnología los felicito
    Me parece muy interesante y me encantaría saber más sobre está nueva tecnología
    Tengo mucha curiosidad en conocer todos los detalles
    Muchas gracias en nombre de toda la humanidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *