Benji-Cascadas1.jpg

Feria Arquitectura VÉRITAS 2014

La Feria de Arquitectura FAV 2014, Escuela de Arquitectura, Universidad VÉRITAS, ofreció un importante programa de eventos tales como muestras, conferencias, talleres con invitados internacionales y espacios para compartir en amena velada con música y comidas. Al igual que otros años, en la muestra de experiencias didácticas se constata el rigor y calidad exigida en cursos y talleres en los diversos niveles del plan de estudios. Destacan los frutos del Atelier Colectivo, bloque de aprendizaje básico para las distintas carreras de diseño, y las experiencias de la Cátedra Holcim, compartida por las escuelas de Arquitectura, Espacio Interno y Diseño de Productos para buscar nuevas maneras de construir a base del concreto. El arquitecto Juan Carlos Sanabria, director y organizador del evento junto con los arquitectos Koky Loría y David Valverde, ofreció un amplio panorama de la FAV 2014, enfatizando el carácter formador de lo expuesto, que activa un autoanálisis crítico de esos resultados por parte de estudiantes y profesores.

 

Proyecto escala 1:1 “Cascadas de luz”, construido por estudiantes de la Escuela de Arquitectura, bajo la guía del arquitecto Benjamín García Saxe. VÉRITAS. Fotografías de Andrés García Lachner.  

Las conferencias y el taller
Iniciaron con la presentación de Izaskun Chinchilla, destacada arquitecta española, cuyos abordajes a la investigación y conceptualización en arquitectura contemporánea, empoderó a los escuchas quienes rebasaron la capacidad del auditorio, además, por el uso creativo en sus proyectos de las tecnologías de construcción, y por el carácter innovador que implica la oferta de nuevos ejes temáticos en sus intervenciones, con rasgos genuinos, poéticos, del vivir lo construido y sus espacios.
Benjamín García Saxe -de quien ya presenté en 2011 un comentario de su casa de Avellanas, Guanacaste-, es arquitecto asociado de la prestigiosa firma inglesa Rogers Arquitectos, graduado en esta escuela de VÉRITAS. Además de una de las conferencias de fondo de la FAV, García Saxe ofreció el taller preliminar en el cual los participantes tuvieron un sustancial acercamiento a materiales alternativos, para reconocer sus voces y caracteres dentro de las posibles utilizaciones en nuevas maneras de construir, y que llamaron “experiencia 1:1”.

Proyecto escala 1:1 “Cascadas de luz”. 

“Construyendo la esencia”
Estuvo a cargo del ya mencionado Benjamín García Saxe y Laura Morelli, quienes plantearon búsquedas con diversas tipologías de materiales no convencionales en la construcción -incluidas las materias vernáculas, como el coco-, pero también fibras y subproductos de desecho que aportan ejes de intervención de los futuros profesionales al tratar de contribuir a recuperar el planeta, preocupación central en toda práctica de la arquitectura respetuosa del hábitat.

Proyecto escala 1:1 “Cascadas de luz”. 

Seleccionaron dos propuestas para construirlas a escala 1:1: “Cascadas de Luz” y “Destellos Ocultos”. Los equipos de estudiantes descubrieron –como se dijo-, novedosas visiones y valorizaciones de las materias primas.
En el texto conceptualizado por los mismos estudiantes, aprecian como “Enmarcar y desvanecer se convierten en la pauta para la imaginación; donde se construye un escape de la ciudad y se transporta a un mundo ficticio que baila con el viento, absorbe la luz a través de sus hilos y juega a atrapar entre sus marcos un paisaje cambiante”.

Proyecto escala 1:1 “Destellos Ocultos”, producido por estudiantes del Taller “Construyendo la esencia”, a cargo de Benjamín García Saxe y Laura Morelli, Fotografía de Andrés García Lachner 

Entorno revitalizador
“Cascadas de luz” construida en la plazoleta e instalaciones de VÉRITAS en Zapote, fue instalada por un lapso de tiempo en un parquesito aledaño, llamado “Parque los mangos”, por poseer cuatro enormes árboles de este fruto tropical a la vista de miles de traseíntes que a diario circulan por ese ángulo de la ciudad, sin percarse siquiera de la belleza, altura y caracteres propios de esa especie de árbol frutal, y que gracias a esta intervención del taller “Buscando la esencia”, activó al parquesito como un espacio público donde experienciar percepciones y activar emociones como usuarios del diseño y arquitectura de pensamiento actual.

Proyecto escala 1:1 “Destellos Ocultos”, Taller “Construyendo la esencia”, a cargo de Benjamín García Saxe y Laura Morelli, Fotografía de Andrés García Lachner.

Las imágenes de dicha experiencia fueron captadas por el fotógrafo Andrés García Lachner –también graduado de la Escuela de Fotografía de esa universidad- quien capturó los caracteres creativos y uso innovador de los materiales para mostrarnos un lado singular del entorno urbano, en el cual pondremos otras miradas, quizás para descubrirlo con los ojos de la poesía del sitio, que desvanece los límites del material o de la estructura en singular transparencia, y que permite al usuario levitar en el espacio de lo ilusorio, bajo la cascada de luz y hasta con la lluvia estacional que impactó aquella notable transformación del sitio.

Proyecto escala 1:1 “Destellos Ocultos”. Fotografía de Andrés García Lachner.

Destellos ocultos
Otra de las propuestas exhibidas en la galería del auditorio Roberto Sasso de VÉRITAS, fue “Destellos Ocultos”, una instalación con materiales muy distintos a la anterior, más opaca y sólida si se quiere pero que plantea signos y significados necesarios de vivenciar: “Lo sólido, lo natural y lo cálido que proyecta el material hacen cuestionarse el motivo de su elaboración. Las suaves líneas simétricas de su composición trazan las aperturas de pequeños rayos de luz que se asoman en su interior, al entrar se plasman todas la sensaciones en un mismo espacio. El vértigo de resbalar entre el puntillismo de cada uno de los elementos punzantes en contraste a la tranquilidad y pasividad de la luz que se refleja proyectando su sombra y doble cara”.

Taller “Construyendo la esencia”, a cargo de Benjamín García Saxe y Laura Morelli, Fotografía de Andrés García Lachner. 

Miradas a la ciudad
Cuando damos una ojeada a las intervenciones en espacios públicos de la ciudad de San José, impactan pero con valor negativo una serie de esculturas de voluptuosas carnosidades que representan talvez la paz, la patria, la nobleza del ciudadano, y otros simbolismos de discursos muy gastados y que costaron fortunas al Estado, pagadas por todos nosotros los contribuyentes, pero que encierran el mal gusto y miopía por parte de las autoridades municipales o de la cultura nacional que las seleccionaron.
Pienso que propuestas como las ya mencionadas en este comentario, consideradas a otras escalas en concordancia con las dimensiones de los espacios públicos existentes y que urge su intervención antes del nefasto degrado, pueden ser regenerados o reinventados para premiar al traseunte con experiencias de este caracter perceptual, que puedan vivenciar de otra manera los nuevos materiales para valorar el tiempo y el concepto de diseño urbano. Imagino esas cascadas bajar entre árboles –tal y como se percibe en las fotos de García Lachner-, común unión entre natualeza y ciudad. Son actitudes que deben ser repensadas para no convertirlas en disparadores de conductas insanas forjadas por las “hormas” que nos hacen, o continuar siendo “sociedades vulnerables” de las que habló Izaskun Chinchilla en la conferencia inicial en el auditorio Roberto Sasso de VÉRITAS, que trazó un signo de interrogación sobre la necesidad de nuevos lenguajes que agreguen función pero también poesía a las prácticas creativas de la arquitectura, el diseño y el arte contemporáneo.

  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.