SAM_7123.jpg

Experimenta te regala un lápiz digital Inkling, de Wacom

Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Aprovéchate de esta oportunidad, suscríbete a nuestra newsletter y consigue tu lápiz Inkling de Wacom. Se trata de un instrumento de trabajo ergonómico y de enorme utilidad para todo profesional del mundo del diseño que busque aunar práctica manual y digital.
 

Inkling, Wacom, 2013.

El lápiz digital Inkling está pensado para derribar la tradicional brecha existente entre el dibujo a mano alzada y el trabajo digital. Conscientes de que la inspiración puede llegar en el momento más inesperado, los diseñadores del producto ofrecen una herramienta capaz de superar los impedimentos técnicos y materiales que suelen obstaculizar el trabajo creativo de ilustradores, artistas y diseñadores gráficos. El Inkling fue diseñado justamente para hacer bocetos y dibujos en el momento en que surgen las ideas, es decir, en la primera fase del proceso creativo.

Inkling, Wacom, 2013.

Inkling contiene una punta de bolígrafo que permite dibujar a la manera tradicional sobre cualquier tipo de papel. Posteriormente, las imágenes podrán ser capturadas digitalmente para ser reelaboradas y perfeccionadas con el ordenador.

Inkling, Wacom, 2013.

De hecho, el lápiz se comercializa en un práctico estuche que contiene un receptor inalámbrico que se colocará sin esfuerzo en la parte superior de la página de modo que pueda almacenar los dibujos y bocetos. La tecnología de la sensibilidad a la presión de Wacom permite detectar la intensidad de cualquier tipo de trazo de modo que no se pierda ningún matiz; las variaciones de presión se podrán percibir también en la versión digital del trabajo.

Inkling, Wacom, 2013.

Inkling, Wacom, 2013.

Además, a medida que el usuario avanza en el proceso creativo se podrán crear capas en el archivo digital para poder trabajar individualmente sobre cada una de ellas en el ordenador. De este modo, se podrá intervenir sobre cada fase del proceso de creación de forma autónoma lo que permitirá, por ejemplo, crear el movimiento en proyectos de animación.

Inkling, Wacom, 2013.

Cuando el boceto o dibujo se termina, el receptor inalámbrico se conecta al ordenador mediante USB y automáticamente el resultado del trabajo será transferido en forma de archivo vectorial o mapa de bits. Llegados a este punto, los diseños se podrán editar y perfeccionar recurriendo a programas de software creativo.

Inkling, Wacom, 2013.

En el mercado desde Octubre de 2011, el útil dispositivo actualiza sus prestaciones. Desde Noviembre Inkling es compatible con más aplicaciones de software: tanto Adobe CS6 como Autodesk Sketchbook Pro 6 funcionan ahora con el lápiz.

 

+ info: ¡Consigue tu lápiz Inkling!

Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *