FoldEat, la lonchera definitiva. Repensar el "break" para comer

FoldEat, el kit modular para transportar, conservar y servir tu alimentos

Rediseñar el «break» para comer

Probablemente estás leyendo esto en tu descanso para comer, probablemente acabas de desenrollar tus cubiertos de una servilleta de papel y estas por abrir ese táper, herencia familiar, sobre el banco de alguna plaza. Si es así, sigue leyendo.

Un equipo de diseñadores neoyorquinos, liderados por Michael Jeremey Hartman, ha ideado la lonchera definitiva. Se trata de FoldEat, un kit modular para transportar, conservar y servir tu almuerzo/cena prácticamente en cualquier lugar. Este producto busca suplir, optimizar y mejorar la experiencia del «break para comer» del oficinista promedio.

A medio camino entre una mochila y una bandolera, FoldEat cuenta con una serie de recipientes herméticos apilables para sólidos y líquidos aptos para el microondas producidos en Tritan, un tipo de plástico de alta resistencia libre de Bisphenol A. El estuche, que al desplegarse se convierte en un mantel, está provisto de puntos magnéticos para sujetar la cubertería y/o cuencos pequeños. Sus prestaciones cierran con una base para el móvil que a su vez forma parte del cierre principal de la mochila.

«Desde la clásica lonchera de plástico hasta la bolsa de papel marrón, o cualquier táper que tengas en tu despensa, hay muchas maneras de llevar tu almuerzo de casa a la oficina todos los días… olvídalo, FoldEat es la mejor opción», comentan sus creadores.

FoldEat, la lonchera definitiva. Repensar el "break" para comer
FoldEat, la lonchera definitiva. Repensar el «break» para comer
FoldEat, la lonchera definitiva. Repensar el "break" para comer
FoldEat, la lonchera definitiva. Repensar el «break» para comer
FoldEat, la lonchera definitiva. Repensar el "break" para comer
FoldEat, la lonchera definitiva. Repensar el «break» para comer
FoldEat, la lonchera definitiva. Repensar el "break" para comer
FoldEat, la lonchera definitiva. Repensar el «break» para comer
FoldEat, la lonchera definitiva. Repensar el "break" para comer
FoldEat, la lonchera definitiva. Repensar el «break» para comer
FoldEat, la lonchera definitiva. Repensar el "break" para comer
FoldEat, la lonchera definitiva. Repensar el «break» para comer
FoldEat, la lonchera definitiva. Repensar el "break" para comer
FoldEat, la lonchera definitiva. Repensar el «break» para comer
FoldEat, la lonchera definitiva. Repensar el "break" para comer
FoldEat, la lonchera definitiva. Repensar el «break» para comer
FoldEat, la lonchera definitiva. Repensar el "break" para comer
FoldEat, la lonchera definitiva. Repensar el «break» para comer
FoldEat, la lonchera definitiva. Repensar el "break" para comer
FoldEat, la lonchera definitiva. Repensar el «break» para comer
FoldEat, la lonchera definitiva. Repensar el "break" para comer
FoldEat, la lonchera definitiva. Repensar el «break» para comer
FoldEat, la lonchera definitiva. Repensar el "break" para comer
FoldEat, la lonchera definitiva. Repensar el «break» para comer
FoldEat, la lonchera definitiva. Repensar el "break" para comer
FoldEat, la lonchera definitiva. Repensar el «break» para comer
FoldEat, la lonchera definitiva. Repensar el "break" para comer
FoldEat, la lonchera definitiva. Repensar el «break» para comer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.