From-Here-For-Here-04.jpg

From Here to Here, desechos reciclados en lápices

From Here to Here es una máquina extrusora que transforma los desechos de los talleres y estudios artesanales en lapiceros. El proyecto, diseñado por la estudiante francesa Ariane Prin, aspira a impulsar el proceso de reciclaje en contextos locales y autosuficientes.

 

From Here to Here, Ariane Prin, 2011.

El proyecto de Prin aboga por un cambio en los procesos locales de producción a través del que todo residuo pueda reintegrarse en la vida útil del taller. La estudiante defiende el término upcycling o supra-reciclaje frente a la visión tradicional del reciclado en el que los desperdicios son transformados en un producto de menor calidad. El supra-reciclaje aspira a revalorizar los restos en un objeto superior, en este caso, lapiceros.

-PrinFrom Here to Here, Ariane Prin, 2011.

-PrinFrom Here to Here, Ariane Prin, 2011.

-PrinFrom Here to Here, Ariane Prin, 2011.

From Here to Here se ha puesto a prueba en la Royal College of Arts de Londres, escuela donde Prin cursa estudios académicos. “Un saco de serrín puede producir 90 lapiceros, y se obtienen aproximadamente cinco a la semana. Esto hace 170 sacos al año, o lo que es lo mismo, 15.300 lápices”. El objetivo es ofrecer uno a los 1.044 estudiantes y 370 empleados de la academia británica.

-PrinBoceto de From Here to Here, Ariane Prin, 2011.

-PrinFrom Here to Here, Ariane Prin, 2011.

-PrinFrom Here to Here, Ariane Prin, 2011.

-PrinFrom Here to Here, Ariane Prin, 2011.

-PrinFrom Here to Here, Ariane Prin, 2011.

Prin ha ensayado con diferentes amalgamas para crear sus lapiceros: serrín con harina, arcilla con grafito líquido o tinta con cera. Los residuos son recolectados de los talleres, mezclados en bandejas y finalmente procesados en una máquina extrusora accionada manualmente que conforma al mismo tiempo el cuerpo y el grafito del lápiz.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.