Ommo, la promesa cumplida de la realidad virtual

Ommo, la promesa cumplida de la realidad virtual

Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Innovaciones tecnológicas

Ommo es un sistema de seguimiento de posición 3D que lleva al extremo la conexión entre el movimiento físico de las manos y el entorno virtual, permitiendo al usuario interactuar con él de manera natural en cualquier dirección del espacio y con independencia de los fenómenos atmosféricos. DMO, la compañía integral de diseño recientemente desembarcada en españa, fue elegida para el desarrollo de Ommo, además de otras innovaciones tecnológicas de alcance global.

Ommo, la promesa cumplida de la realidad virtual
Ommo, la promesa cumplida de la realidad virtual

Con las manos en la realidad virtual

“La promesa de la realidad virtual está rota”. Así nos advierte el cofundador y CEO de Ommo, Minjie Zheng, al comprobar que, a pesar de los más recientes desarrollos que permiten a los usuarios ver el mundo en 3D sin límites de calidad, la forma en que las personas interactúan con las interfaces no han avanzado en la misma medida. “Seguimos lanzando ‘pokebolas’ en una pantalla de teléfono”, explica Zheng, para quien el fracaso de la experiencia inmersiva de la realidad virtual se debe fundamentalmente a la dependencia de unos dispositivos de control que son extraños al usuario y quiebran su experiencia física.

De esta observación surgió Ommo, un sistema de seguimiento de posición 3D que utiliza tecnología de base magnética para lograr una precisión milimétrica en el espacio virtual. Gracias a esta tecnología, el usuario obtiene total libertad de movimiento en los 360° del espacio y puede trabajar en cualquier condición ambiental, incluso bajo el agua. El sistema está compuesto por dos guantes con sensores y un módulo de referencia. “Los guantes son realmente cómodos de llevar, ligeros, el usuario los siente como parte de su cuerpo. La caja de referencia
es portátil y fácil de colocar encima o debajo de una mesa”, explica Martín Boschetti, diseñador industrial y cofundador de DMO, el estudio de diseño integral elegido por Ommo para revolucionar esta tecnología. “La experiencia se centra en hacer que el usuario olvide que está usando sensores”, resalta Martín al hablar de este desarrollo, que permite al usuario utilizar las manos para interactuar con las interfaces digitales 3D de igual manera que lo hace en el mundo real todos los días.

Ommo, la promesa cumplida de la realidad virtual
Ommo, la promesa cumplida de la realidad virtual

Evolucionar y avanzar

La historia de Ommo surge cuando los responsables de la start-up que lleva ese nombre, ubicada en la Highway One (San Francisco, EE. UU.) e inmersa en un programa de aceleración, se pusieron en contacto con los profesionales de DMO. “El programa dura cuatro meses y las start-ups deben evolucionar la idea, producto y modelo de negocio de manera muy rápida”, explica Martín, y añade que el principal  desafío planteado a DMO fue justamente ese: “Hacer evolucionar la idea del cliente en muy pocas semanas hasta un estado de concreción suficiente que permitiera construir prototipos y generar material de presentación de efecto sorprendente, el llamado wow effect”.
En este sentido, el cofundador de la compañía hace hincapié en que “iterar de manera muy acelerada puede ser estresante, pero al mismo tiempo el equipo de proyecto puede ver de manera tangible resultados muy rápidos y ‘pivotar’ si hace falta”. Con respecto al estado del desarrollo, el diseñador industrial añade: “Actualmente, el proyecto se encuentra en una etapa de validación y testeo de la tecnología. Se están fabricando múltiples prototipos y ajustando sus variables para introducir el producto en el mercado en los próximos meses”.

Ommo, la promesa cumplida de la realidad virtual
Ommo, la promesa cumplida de la realidad virtual

DMO, diseño e innovación que desembarcan en españa

DMO es una iniciativa conjunta de Martín Boschetti, Martín Ries Centeno y Cristóbal Papendieck, tres amigos y compañeros de la carrera de Diseño Industrial en la Universidad de Buenos Aires (Argentina) que en 2006 decidieron impulsar un estudio de diseño integral al que en sus comienzos llamaron Dídimo. “Dídimo significa ‘órgano compuesto por dos partes iguales y simétricas’, y ese equilibrio es el que queríamos lograr entre nosotros, hacia nuestros clientes y hacia la sociedad”, subraya Martín. Actualmente, la compañía, rebautizada DMO, brinda servicios de diseño de producto, diseño de servicios, diseño de marcas e implementación de todas estas soluciones. DMO ya tiene una más que atractiva trayectoria. Ha brindado servicios a start-ups, empresas, gobiernos e instituciones y está asentada en Argentina, Chile, México, EE UU. y Madrid, donde abrió su sede más reciente en noviembre de 2016, designando a Nando Abril como director asociado de operaciones y desarrollo para España y Europa. “Todos los proyectos que hacemos implican un gran desafío, no estaríamos en ellos de no ser así”, subraya el cofundador de DMO, la compañía que apunta a convertirse en referente global de diseño e innovación.

Ommo, la promesa cumplida de la realidad virtual
Ommo, la promesa cumplida de la realidad virtual
Ommo, la promesa cumplida de la realidad virtual
Ommo, la promesa cumplida de la realidad virtual

NOTA: Ommo, la promesa cumplida de la realidad virtual, es un artículo escrito por Joselina Berraz publicado en el número 74 de Experimenta. Puedes conseguir este número y muchos más en nuestra tienda online

Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.