Vermixt, de Dominique Tetzner. La galleta como soporte para la comunicación

Vermixt reinterpreta una antigua tradición alemana de usar la masa de galletas como soporte para la comunicación, y le da vida a través de formas abstractas y modulares que funcionan como piezas hechas de masa. Se le devuelve a la galleta su poder de comunicación transformándola en un juguete comestible.

Sling-Slang, el yoyó de Tait Design Co.

La compañía Tait Design Co. es la responsable de Sling-Slang. Se trata de un yoyó producido en madera de arce y elaborado de forma artesanal. El trabajo de la empresa dirigida por el diseñador estadounidense Matthew Tait le da un giro más al famoso juguete cuyo origen se remonta a la Grecia de Platón. Sling-Slang, presentado como un kit, está conformado por dos tapas de madera torneadas a mano, un eje de acero y dos cuerdas de polietileno de diferente color.

Iroha, el diseño que vibra

Os presentamos Yuki, Midori y Sakura, tres diferentes productos de la colección Iroha nacidos en 2013 y que pretenden aportar una nueva dimensión al placer femenino. Constituidos por una capa de polímero elastómero recubierta de silicona, son tres vibradores del tamaño de un huevo que resultan especialmente cálidos y agradables al tacto.

Tiani, placer erótico de Lelo

El juguete erótico se vuelve interactivo con Tiani, un consolador diseñado por la firma sueca Lelo. El dispositivo efectúa un masaje sexual gracias a un mando a distancia que permite controlar el movimiento y la intensidad de la vibración. El producto ha recibido el galardón Red Dot Design Award 2012 en la categoría de Excelencia en Diseño de Producto.

 

Tiani, Lelo, 2011.

Aitos, balancín de muelle de Lledó & Campos

El mobiliario urbano tiene en los parques (puntos de reunión social por excelencia) uno de sus cometidos más importantes. Los valencianos Lledó & Campos proponen la actualización de las instalaciones infantiles con Aitos, un balancín de muelle que moderniza las formas del columpio tradicional.

 

-aitosAitos con cabeza de caballo, Lledó & Campos, Molderdisnova, 2008.