Funambule-Loïc-Bard-Nicolas-Granger-06.jpg

Funambule, la silla de Loïc Bard y Nicolas Granger

Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Los diseñadores Loïc Bard y Nicolas Granger han ideado Funambule, una silla de madera curvada que evoca el difícil equilibrio entre el funámbulo y su cuerda. La pieza de mobiliario, que destaca por su ligereza, presenta un diseño a medio camino entre una silla y un taburete.

 

 Silla Funambule, Loïc Bard y Nicolas Granger, 2014.

Las formas de Funambule beben de la elegancia del mobiliario clásico de Japón. La concepción poética del diseño y la búsqueda de la ligereza, características del universo nipón, inspiran una silla que se aleja de los tópicos. Funambule no presenta un respaldo al uso. Este, junto con el reposabrazos y las dos patas delanteras, se unen formando una línea continua. De este modo, el respaldo se erige como una barra curva que recorre la espalda de lado a lado.

Silla Funambule, Loïc Bard y Nicolas Granger, 2014.Silla Funambule, Loïc Bard y Nicolas Granger, 2014.

Fabricada en madera de fresno, las líneas curvas de Funambule recuerdan a la famosa silla Thonet número 14. Al igual que ésta, el diseño de Bard (Canadá) y Granger (Francia) se ha llevado a cabo a través de la aplicación de vapor sobre la madera para su posterior doblado. Una vez aumentada su flexibilidad las barras de fresno son curvadas y fijadas sobre un molde para conseguir la forma deseada.

Silla Funambule, Loïc Bard y Nicolas Granger, 2014.Silla Funambule, Loïc Bard y Nicolas Granger, 2014.

El respaldo de la silla se compone de dos piezas de madera unidas entre sí para obtener de este modo mayor rigidez. Las juntas están sujetas mediante caja y espiga, una técnica propia de la carpintería tradicional. Las zonas de unión han sido lijadas para no romper las formas curvas de su diseño. El asiento de Funambule, tallado a mano, se eleva ligeramente en la parte de la espalda con el fin de proporcionar un mayor descanso. El acabado de la pieza de mobiliario se presenta en color natural, en blanco y en negro.

funambule, la silla de loic bard y nicolas grangerDetalle del proceso de fijación, silla Funambule, Loïc Bard y Nicolas Granger, 2014.

El nombre de la silla evoca la difícil práctica del funambulismo y la tensión que se establece entre el equilibrista y su cuerda. El respaldo se eleva del asiento del mismo modo que lo hace la cuerda floja, constituyendo una relación de fuerzas caracterizada por su solidez y fragilidad.

funambule, la silla de loic bard y nicolas grangerSilla Funambule, Loïc Bard y Nicolas Granger, 2014.

 Silla Funambule, Loïc Bard y Nicolas Granger, 2014.Nicolas Granger sujetando la silla Funambule, Loïc Bard y Nicolas Granger, 2014.

Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *