La columna de Luis Montero: El eterno reposo.

El embrión A34-B sigue en estado estacionario. Desde que fueron detectadas las primeras anomalías genéticas nadie ha podido tomar una decisión acerca de su futuro. Y no es que no haya candidatos, todo lo contrario, es el exceso de voces que sugieren soluciones enfrentadas lo que imposibilita decisión ninguna. Y mientras tanto A34-B sigue ahí, en pausa.

La columna de Eugenio Vega: La necesidad y la virtud

“El mejor del mundo es Messi; y el segundo mejor, Messi lesionado. Leo nació para jugar al fútbol. Es el primer genio del siglo XXI y sólo nacerán cuatro o cinco más. No pretendamos que nos explique lo que es capaz de hacer, pidámosle que lo haga. […] Es el jugador que le dé la gana ser” (Jorge Valdano, en Mundo Deportivo, jueves 14 de noviembre de 2013).

La columna de Chema Aznar: Actitud, acción, experiencia, Historia

Uno de mis intereses ha sido justificar la práctica y la teoría –efectivas- utilizadas por el diseñador, descubrir su origen o sus antecedentes y cómo se relaciona en la praxis de su oficio. Qué es lo que ha persistido en su perfil desde la acción enmarcada genéricamente entre el hombre y su entorno, cómo se ha formado…

La columna de Mané Tatoulian: Ser o no Ser (Humano)

No cabe duda de que vivimos en la edad de oro de la liberación. Cuando el gen se libera del cromosoma, se convierte en información. Cuando la razón se libera del ser humano, se convierte en inteligencia artificial. Cuando los acontecimientos se liberan de lo real, se convierten en medios. Cuando el arte se libera de la belleza, se…

La columna de Luis Montero: No soy un asistente de voz.

«Muchísimas gracias. No se imagina qué alegría es volver a verlo.»
¿Pero qué demonios estoy haciendo? ¿Qué forma es esa de saludar al recepcionista? ¿Qué forma ridícula de despedirse es esa? ¿Y ese tono? ¿De dónde lo he sacado? ¿Por qué hablo así? ¿Por qué no me dan una colleja? Me lo merezco. ¿Creerán que me estoy riendo de ellos? Yo lo pensaría. Yo me daría una colleja.

La columna de Eugenio Vega: Guerra a la vulgaridad… Ven a Pilé 43

La guerra a la vulgaridad ha reunido en los claustros docentes a sus más esforzados combatientes. Apartados del mundanal ruido, de las mezquinas exigencias de la vida terrenal, han desarrollado una aguda sensibilidad para percibir la ordinariez que se esconde en el resto de los mortales y denunciarla como corresponde.

La columna de Luis Montero: Nano-yo.

Es el quinto día de tratamiento. No hay síntomas secundarios apreciables. Quizá un leve rumor en el intestino grueso, como si me picara. Ah, y las defecaciones empiezan a emitir un extraño olor. Sexto día de tratamiento. El picor intestinal viene y va. Eso sí, cuando viene lo noto con mayor intensidad sin llegar a…