La columna de Luis Montero: La lotería del presente.

Desde que se estrenaron los viajes por el multi-presente los estudiosos no han parado de analizar las razones para desplazarse a otros ahora han sido muchas. Los motivos para viajar a otros presentes del multiverso han sido tantas como formas de entender la divinidad tiene el humano. Igual que no hay dos creencias iguales, por dogmáticas que sean, no hay dos viajeros idénticos.

La columna de Teresa Jular: Los pecados del diseño. 1

Si mi memoria no me falla, César Astudillo -a quien conocí cuando ambos fuimos parte del jurado de los Premios Nacionales de Diseño 2019 y al que sigo desde entonces en Twitter y, más recientemente, en Telegram (1)- escribió en una ocasión algo así como que el Diseño tenía que superar el pecado original de tanto como ha contribuido a la Sociedad de Consumo.

La columna de Eugenio Vega: Viajar es un placer (que no tiene precio)

Los vehículos movidos por electricidad aparecieron mucho antes de lo que se piensa. Ya existían cuando se construyeron los primeros coches de gasolina y convivieron con ellos hasta que se resolvieron las dificultades del arranque de los motores de combustión interna gracias al encendido automático. A partir de entonces, la tecnología eléctrica dejó de ser competitiva.

La columna de Joan Costa. Hoy: ¿Se acuerdan de los fractales?

Los fractales son a la vez una teoría matemática de pleno derecho y un instrumento inapreciable para analizar fenómenos muy variados. En efecto, el propio descubridor de los fractales, el matemático y economista Benoit Mandelbrot, había aplicado su teoría de los fractales al estudio de las variaciones de los precios, por ejemplo del algodón en el corto y el largo plazo.