Entrevista a Lara Costafreda. El universo floral de la ilustradora catalana

Entrevista a Lara Costafreda. El universo floral de la ilustradora catalana

Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La ilustración como herramienta de comunicación visual

La ilustradora catalana Lara Costafreda nos recibe en su estudio de Barcelona para conversar sobre su trabajo, el proceso de diseño y el sector. Con aire romántico y naif, sus ilustraciones con acuarela se han ganado el corazón de marcas como Hermès, Fendi o Chanel y le han permitido hacerse con un estilo propio. Desde moda, pasando por papeles pintados o hamacas, no hay nada que se le resista y aquí explica por qué.

Fundación Altarriba, ilustración, 2017
Fundación Altarriba, ilustración, 2017

El universo de Lara Costafreda

Lara Costafreda estudió Diseño de moda en BAU (Barcelona) y tiene un Postgrado en Ilustración Creativa y Comunicación Visual en la Universidad Eina. Una estancia en Brasil de casi dos años para estudiar y trabajar con grandes marcas y un período más corto pero muy fructífero en Londres y París completan su joven pero intensa carrera profesional. Desde su regreso a Barcelona en 2013, trabaja como freelance sobre todo para el sector de la moda, aunque su universo es mucho más amplio y abarca desde gráficas para hoteles hasta proyectos para niños. Una colección de papeles pintados para Coordonné, o una para las joyas Joid’art, los zapatos Arrels o las fundas de móviles para Bagmovil en la que se encuentra trabajando… ¿por qué sus ilustraciones gustan tanto?  Reflejo de su herencia como diseñadora de estampados textiles, “las marcas me contactan porque les gusta mi universo más floral y romántico, una mezcla de la vegetación más latinoamericana y el mediterráneo”, explica.

Ilustración para libro infantil, 2017
Ilustración para libro infantil, 2017

Proceso creativo, en palabras de Costafreda

“El proceso de trabajo depende mucho de los proyectos. Algunos son muy cerrados y sólo tengo que hacer un dibujo y en otros te dan un briefing, hay que sacar una colección, comunicar esto y llegar a este público. En este caso, lo primero que hago es un moodboard, herencia de la moda, un collage de imágenes que representan un intangible de la atmósfera que vamos a comunicar. A partir de esto, si al cliente le gusta, desarrollamos los estampados o los diseños concretos que se vayan a aplicar y posteriormente realizo los bocetos, y así vamos avanzando… Normalmente trabajo en acuarela porque cuando empecé a dibujar era lo que tenía a mano y me es más fácil o más cómodo, y también por el look que te da: las aguas, las texturas más románticas, muy femeninos… con la acuarela tienes este look un poco naif. Generalmente dibujo todo a mano, después lo escaneo y lo voy retocando en Photoshop, adaptando los dibujos a medida que voy avanzando”.

Amnistía Internacional, ilustración, 2017
Amnistía Internacional, ilustración, 2017

Nuevos referentes: Pinterest e Instagram

Pinterest e Instagram, así como las búsquedas por internet, son las plataformas que le ofrecen a Costafreda la bases de sus inspiraciones ya que le permiten crear y definir un universo a través de imágenes. Esto hace que su dinámica de trabajo sea mucho más práctica y se aleje de “la necesidad de contar con referentes elevados como puede tener un artista”, explica. Junto a las imágenes, es importante también la parte conceptual, “estar habituado a pensar ideas y a saber generar los conceptos con mecanismos típicos de la profesión”, comenta y añade: “Para mí la ilustración, como yo la uso, es una herramienta de comunicación visual: un cliente, un briefing y realizar algo que te represente a ti”.

Chanel, ilustración, 2017
Chanel, ilustración, 2017

Más allá de los dibujos: La campaña sólo es una parte de toda la comunicación

Costafreda explica que la colección o los dibujos son sólo un ingrediente más de toda la campaña de comunicación que engloba a las marcas. Un ejemplo de ello es el trabajo que realizó para Coordonné: “La marca se quería posicionar con un target más joven y hacer un cambio, entonces trabajamos mucho sobre cómo comunicar todo esto que va más allá de los dibujos, buscando un hueco en el mercado y recurriendo al diseño para comunicar estas necesidades. Antes de empezar la colección hicimos un estudio para saber qué pensaba la gente de los papeles pintados y detectamos que se asociaba a algo antiguo, pesado, que cuesta poner y sacar y entonces enfocamos toda la comunicación en este sentido. Para adaptarlo a un público más joven hicimos una editorial de moda, el atrezzo con un escenario, una modelo conocida, un fashion film y un evento de presentación en el que una persona ponía y sacaba papeles para demostrar que es muy fácil ponerlos.

Coordonné, papeles pintados, 2017
Coordonné, papeles pintados, 2017

La ilustración en auge: ¿Por qué cada vez más las empresas recurren a los ilustradores?

Ante esta pregunta, Costafreda explica que un factor importante es el presupuesto: “Hacer un shooting de moda implica  mucho dinero para una sola sesión, en cambio, hacer una ilustración que comunique lo mismo es mucho más barato”. Por otro lado dice que, “como estamos más acostumbrados a ver imágenes, al ilustrarlas, se conecta de una forma diferente con el público porque asociamos el mundo del dibujo a cuando eras pequeño y esto tiene un punto más romántico, impacta, sorprende y genera duda y curiosidad acerca de cómo se habrá hecho. En consecuencia, al público final le gusta y la marca se posiciona de manera diferente porque hace algo diferente”.

Hermès, Lara Costafreda, 2017
Hermès, Lara Costafreda, 2017
Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

2 opiniones en “Entrevista a Lara Costafreda. El universo floral de la ilustradora catalana”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *