La ilustración arquitectónica de Sander Patelski. Vintage, modernista y fascinante

La ilustración arquitectónica de Sander Patelski. Vintage, modernista y fascinante

«Shut up and take my money!»

De vez en cuando llegan trabajos a nuestra redacción que por su particular enfoque, excelsa ejecución y aplastante belleza, nos levantan de nuestras sillas y nos hacen, como poco, romper en aplausos. Sin lugar a dudas este es el caso de las pinturas digitales del diseñador e ilustrador neerlandés, Sander Patelski, en la que con un buen gusto superlativo, retrata edificios reales y ficcionales con una precisión y vuelo estético fuera de lo común.

La serie sin nombre, abierta y en desarrollo, comenzó a tomar forma durante los meses más duros del confinamiento causado por la pandemia, probablemente esta sea una de las razones por las que cada una de las placas de Patelski desprende esa cálida nostalgia, evocadora y familiar.

Primero fueron iconos arquitectónicos como el Case Study House No. 8, de Charles y Ray Eames o el Guggenheim de Nueva York, de Frank Lloyd Wright, los inmortalizados con el pincel digital de Patelski, estos dieron paso a las verdaderas estrellas de la serie, edificaciones teóricas, sacadas de la imaginación de un creador incansable que, hasta ese momento, había hecho carrera —y una muy buena— en el sector editorial.
Modernistas y bellas, las piezas consiguen ese acento vintage gracias a una pulida y laboriosa técnica de multicapas que, por supuesto, Patelski mantiene en secreto.

A continuación os compartimos un puñado de trabajos que bien sirven para entender mejor a Sander Patelski, su técnica y por sobre todo, su visión.

La ilustración arquitectónica de Sander Patelski. Vintage, modernista y fascinante
La ilustración arquitectónica de Sander Patelski. Vintage, modernista y fascinante
La ilustración arquitectónica de Sander Patelski. Vintage, modernista y fascinante
La ilustración arquitectónica de Sander Patelski. Vintage, modernista y fascinante
La ilustración arquitectónica de Sander Patelski. Vintage, modernista y fascinante
La ilustración arquitectónica de Sander Patelski. Vintage, modernista y fascinante
La ilustración arquitectónica de Sander Patelski. Vintage, modernista y fascinante
La ilustración arquitectónica de Sander Patelski. Vintage, modernista y fascinante
La ilustración arquitectónica de Sander Patelski. Vintage, modernista y fascinante
La ilustración arquitectónica de Sander Patelski. Vintage, modernista y fascinante
La ilustración arquitectónica de Sander Patelski. Vintage, modernista y fascinante
La ilustración arquitectónica de Sander Patelski. Vintage, modernista y fascinante
La ilustración arquitectónica de Sander Patelski. Vintage, modernista y fascinante
La ilustración arquitectónica de Sander Patelski. Vintage, modernista y fascinante
La ilustración arquitectónica de Sander Patelski. Vintage, modernista y fascinante
La ilustración arquitectónica de Sander Patelski. Vintage, modernista y fascinante
La ilustración arquitectónica de Sander Patelski. Vintage, modernista y fascinante
La ilustración arquitectónica de Sander Patelski. Vintage, modernista y fascinante
La ilustración arquitectónica de Sander Patelski. Vintage, modernista y fascinante
La ilustración arquitectónica de Sander Patelski. Vintage, modernista y fascinante
La ilustración arquitectónica de Sander Patelski. Vintage, modernista y fascinante
La ilustración arquitectónica de Sander Patelski. Vintage, modernista y fascinante
La ilustración arquitectónica de Sander Patelski. Vintage, modernista y fascinante
La ilustración arquitectónica de Sander Patelski. Vintage, modernista y fascinante
La ilustración arquitectónica de Sander Patelski. Vintage, modernista y fascinante
La ilustración arquitectónica de Sander Patelski. Vintage, modernista y fascinante
La ilustración arquitectónica de Sander Patelski. Vintage, modernista y fascinante
La ilustración arquitectónica de Sander Patelski. Vintage, modernista y fascinante
La ilustración arquitectónica de Sander Patelski. Vintage, modernista y fascinante
La ilustración arquitectónica de Sander Patelski. Vintage, modernista y fascinante
La ilustración arquitectónica de Sander Patelski. Vintage, modernista y fascinante
La ilustración arquitectónica de Sander Patelski. Vintage, modernista y fascinante
La ilustración arquitectónica de Sander Patelski. Vintage, modernista y fascinante
La ilustración arquitectónica de Sander Patelski. Vintage, modernista y fascinante
La ilustración arquitectónica de Sander Patelski. Vintage, modernista y fascinante
La ilustración arquitectónica de Sander Patelski. Vintage, modernista y fascinante
La ilustración arquitectónica de Sander Patelski. Vintage, modernista y fascinante
La ilustración arquitectónica de Sander Patelski. Vintage, modernista y fascinante
La ilustración arquitectónica de Sander Patelski. Vintage, modernista y fascinante
La ilustración arquitectónica de Sander Patelski. Vintage, modernista y fascinante

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.